Contrato de permuta

El contrato de permuta es un pacto entre dos partes mediante el cual realizan un intercambio de bienes, servicios o derechos.

En la permuta ambas partes se comprometen a intercambiar la propiedad de algo que poseen. Esto significa que cada una de las partes cede la propiedad de un bien o un conjunto de bienes a la otra, recibiendo a cambio la titularidad de otro bien o conjunto de bienes.

Por lo general, la permuta implica un trueque directo, donde se considera que el valor de los bienes intercambiados es equivalente o aproximadamente equivalente.

Características del contrato de permuta

El Código Civil Federal de México, en su artículo 2250, establece las condiciones bajo las cuales un acuerdo que implica el intercambio de bienes puede ser considerado como una venta o una permuta.

Cuando el precio de la cosa vendida se establece para ser abonado en parte con dinero y en parte con el valor de otra cosa, la naturaleza del contrato dependerá de la proporción de pago. Se considera una venta si la parte que se paga en efectivo es igual o mayor que la parte que se paga con el valor de otra cosa.

Sin embargo, si la parte en dinero es menor que la parte con el valor de otra cosa, se trata de una permuta.

Si el precio de la cosa vendida se ha de pagar parte en dinero y parte con el valor de otra cosa, el contrato será de venta cuando la parte de numerario sea igual o mayor que la que se pague con el valor de otra cosa. Si la parte en numerario fuere inferior, el contrato será permuta.

Artículo 2250 del Código Civil Federal

También, según el artículo 2327, en una permuta, cada parte que participa se compromete a intercambiar una cosa por otra. Este intercambio de bienes se lleva a cabo mediante un acuerdo mutuo entre las partes involucradas. Es decir, los contratos de permuta en México se presentan en las situaciones que describen estos dos artículos.

La permuta es un contrato por el cual cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa por otra. Se observará en su caso lo dispuesto en el artículo 2250.

Artículo 2327 del Código Civil Federal

Regulación del contrato de permuta

El artículo 2328 establece que en caso de que una de las partes involucradas en la permuta haya recibido la cosa que se le dio en intercambio y pueda demostrar que dicha cosa no era propiedad de la otra parte, no puede ser obligada a entregar la cosa que originalmente ofreció en el intercambio. En cambio, sólo necesita devolver lo que recibió para cumplir con el contrato de permuta.

Si uno de los contratantes ha recibido la cosa que se le da en permuta, y acredita que no era propia del que la dio, no puede ser obligado a entregar la que él ofreció en cambio, y cumple con devolver la que recibió.

Artículo 2328 del Código Civil Federal

Por otro lado, el artículo 2329 establece que si un permutante pierde por un acto legal lo que recibió en el intercambio, tiene derechos especiales. En ese caso, si la cosa original que dio aún está en posesión de la otra persona en el intercambio, puede pedirla de vuelta. Pero si esa cosa ya no está en poder del otro, el permutante afectado puede pedir el valor de la cosa que dio o el valor de la cosa que recibió en el intercambio. También tiene derecho a recibir compensación por daños y perjuicios.

El permutante que sufra evicción de la cosa que recibió en cambio, podrá reivindicar la que dio, si se halla aún en poder del otro permutante, o exigir su valor o el valor de la cosa que se le hubiere dado a cambio, con el pago de daños y perjuicios.

Artículo 2329 del Código Civil Federal

Además, con relación al artículo anterior, el artículo 2330 aclara que los derechos establecidos no afectan a terceros de buena fe que adquieran la cosa reclamada por el permutante afectado, siempre y cuando la adquisición haya sido justa y legítima.

Lo dispuesto en el artículo anterior no perjudica los derechos que a título oneroso haya adquirido un tercero de buena fe sobre la cosa que reclame el que sufrió la evicción.

Artículo 2330 del Código Civil Federal

Finalmente, el artículo 2331 establece que, a excepción del tema del precio, las reglas que rigen la compra-venta son aplicables al contrato de permuta, siempre y cuando no entren en conflicto con los artículos anteriormente mencionados.

Con excepción de lo relativo al precio, son aplicables a este contrato las reglas de la compra-venta, en cuanto no se opongan a los artículos anteriores.

Artículo 2330 del Código Civil Federal

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.