Quebrantamiento de la orden de alejamiento

El quebrantamiento de una orden de alejamiento tiene serias consecuencias legales, incluso si la víctima no se siente en peligro o consiente la cercanía del agresor. La aplicación de la ley en estos casos busca garantizar la protección de las víctimas y la integridad de las medidas legales establecidas.

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

¿Qué es una orden de alejamiento?

La orden de alejamiento es una herramienta legal diseñada para salvaguardar la seguridad de las víctimas de diversos delitos contemplados en el artículo 57 del Código Penal. Estos delitos pueden abarcar desde homicidio, aborto y lesiones, hasta amenazas, coacciones y otros que afectan la libertad, integridad física y moral.

La orden de alejamiento prohíbe al agresor acercarse a su víctima o a personas específicas de su entorno. Esta restricción se aplica en lugares donde la víctima reside, trabaja o frecuenta habitualmente, así como en el lugar donde se haya cometido o pueda cometerse el delito. Además, se le impide al agresor residir en el mismo lugar que la víctima. Este tipo de órdenes o de medidas son emitidas por un juez.

En términos generales, la orden de alejamiento se emplea para proteger a la víctima de tres tipos de delitos:

La duración de una orden de alejamiento depende del propósito de la medida. También de si se establece como medida cautelar durante una investigación o como parte de una sentencia.

El quebrantamiento de una orden de alejamiento y sus consecuencias

El incumplimiento de una orden de alejamiento es una cuestión de gran relevancia en el ámbito legal. Sin embargo, hay que tomar en cuenta las circunstancias en las cuales se produce el quebrantamiento. Al respecto, se toman en cuenta tres aspectos:

1. Incumplimiento involuntario

Si un agresor y su víctima se encuentran fortuitamente, sin intención de quebrantar la orden de alejamiento, y el agresor se retira voluntariamente del lugar donde se encuentra la víctima, este hecho no dará lugar a sanciones legales. Dicho de otro modo, el incumplimiento accidental no se considera un delito.

2. Incumplimiento intencional

Si el agresor incumple deliberadamente la orden de alejamiento, es decir, si actúa con dolo, el artículo 468.2 del Código Penal establece una pena de prisión que oscila entre 6 meses y 1 año. Este delito se califica como “quebrantamiento de condena”.

2. Se impondrá en todo caso la pena de prisión de seis meses a un año a los que quebrantaren una pena de las contempladas en el artículo 48 de este Código o una medida cautelar o de seguridad de la misma naturaleza impuesta en procesos criminales en los que el ofendido sea alguna de las personas a las que se refiere el artículo 173.2, así como a aquellos que quebrantaren la medida de libertad vigilada.

Artículo 468.2 del Código Penal

3. Aplicación en caso de medida cautelar

Es importante destacar que el artículo 468.2 del Código Penal también se aplica cuando la orden de alejamiento es una medida cautelar. En este contexto, el incumplimiento consciente y voluntario de la medida cautelar puede dar lugar a un delito de “quebrantamiento de medida cautelar” o “quebrantamiento de condena”, según corresponda.

La prohibición de comunicación y la orden de alejamiento son medidas independientes que pueden adoptarse por separado.

El consentimiento o facilitación de la víctima

Es muy importante comprender que quebrantar una orden de alejamiento dictada por un tribunal se considera un delito, independientemente de si la víctima consiente o facilita el acercamiento al agresor. Este delito se considera grave y conlleva una pena de prisión de 6 meses a 1 año, tal como lo establece el artículo 468.2 del Código Penal.

El Tribunal Supremo ha establecido de manera firme que el consentimiento de la víctima no excluye la punibilidad en casos de quebrantamiento de orden de alejamiento. Esto significa que, independientemente de la opinión o deseo de la víctima, el incumplimiento de la orden de alejamiento sigue siendo punible según la ley.

Sin embargo, la víctima puede considerar la posibilidad de solicitar la retirada de la orden de alejamiento antes de que expire su plazo. Para llevar a cabo este proceso, debe presentar una solicitud al juez correspondiente. En dicha solicitud debe explicar las modificaciones en la situación que justifican la reconsideración de la orden de alejamiento.

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

Consultas sobre quebrantamiento de la orden de alejamiento