Delito de violación

El delito de violación es uno de los hechos delictivos contra la libertad sexual de mayor gravedad.

Es importante aclarar que el término “violación” no es sinónimo de “agresión sexual”. Más bien, la violación se configura como un tipo agravado de agresión sexual, específicamente relacionado con el acceso carnal o penetración.

¿Buscas abogado especialista en delitos de violación?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

¿Qué es el delito de violación?

El artículo 179 del Código Penal tipifica la violación como una modalidad agravada de agresión sexual. El tipo básico, según el apartado 1 de este precepto, implica acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por vía vaginal o anal.

Es importante destacar que las modalidades agravadas de agresión sexual y la violación no son excluyentes entre sí y pueden coexistir en una misma situación. Esto ofrece un marco más completo para abordar distintas circunstancias delictivas.

¿Con qué penas se castiga el delito de violación?

El Código Penal contempla penas para el delito de violación que pueden oscilar entre 4 y 12 años de prisión.

1. Cuando la agresión sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado como reo de violación con la pena de prisión de cuatro a doce años.

2. Si la agresión a la que se refiere el apartado anterior se cometiere empleando violencia o intimidación o cuando la víctima tuviera anulada por cualquier causa su voluntad, se impondrá la pena de prisión de seis a doce años.

Artículo 179 del Código Penal

Circunstancias agravantes en el delito de violación

El artículo 180 del Código Penal establece diversas circunstancias agravantes que incrementan las penas en casos de agresión sexual y violación. Estas condiciones afectan la condena impuesta cuando se cumplen ciertos criterios, entre ellos:

  • Comisión del delito por la actuación conjunta de dos o más personas.
  • Agresión sexual acompañada de violencia extrema o actos degradantes.
  • Hechos perpetrados contra personas en situación de especial vulnerabilidad por edad, enfermedad, discapacidad u otras circunstancias, exceptuando lo regulado en el artículo 181.
  • Vínculo con la víctima como esposa o en relación afectiva, incluso sin convivencia.
  • Aprovechamiento de una relación de convivencia, parentesco o superioridad respecto a la víctima.
  • Uso de armas u otros medios peligrosos susceptibles de causar lesiones graves o la muerte.
  • Anulación de la voluntad de la víctima mediante fármacos, drogas u otras sustancias.

Para estos casos agravados de violación, se establecen penas de 7 a 15 años de prisión. Así mismo, introduce una pena mayor (de 12 a 15 años de prisión) si la violación se comete empleando violencia, intimidación o anulación de la voluntad de la víctima.

Diferencias entre la agresión sexual y la violación

La distinción clave entre agresión sexual y violación radica en la presencia o ausencia de acceso por vía vaginal, anal o bucal, así como la introducción de miembros corporales u objetos por estas vías.

Esta diferencia fundamental conlleva diversas consecuencias legales:

  1. La agresión sexual conlleva penas de prisión de 1 a 4 años, extendiéndose a 1 a 5 años si hay violencia, intimidación o anulación de la voluntad de la víctima.
  2. En contraste, la violación implica penas de prisión de 4 a 12 años, aumentando a 6 a 12 años en casos de violación agravada.

Las únicas diferencias legales entre agresión sexual y violación radican en las circunstancias mencionadas. Sin embargo, ambos delitos comparten disposiciones comunes según el artículo 190 y siguientes del Código Penal, que se aplican a los delitos contra la libertad sexual.

Entre los aspectos compartidos, la necesidad de denuncia de la víctima, su representante legal o la querella del Ministerio Fiscal destaca como uno de los más significativos.

Ambos delitos son considerados semipúblicos, aunque en el caso de víctimas menores de edad, personas con discapacidad necesitadas de protección especial o personas desvalidas, la denuncia del Ministerio Fiscal es suficiente.

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado