Delitos contra las personas

Los delitos contra las personas, también denominados delitos contra la vida humana y la integridad física, se distinguen por tener a una persona como víctima directa. El objetivo principal es el de proteger la integridad y la vida. La legislación busca sancionar las acciones que amenazan o vulneran estos derechos fundamentales, estableciendo medidas punitivas para quienes cometan tales infracciones.

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

¿Cuáles son los delitos contra las personas?

El Código Penal español, en vigor desde el 23 de noviembre de 1995, abarca una amplia variedad de delitos que van desde infracciones contra la libertad hasta aquellos de índole económica o que afectan la salud pública, entre otros. En específico, el libro II, títulos I al V, se ocupa de tipificar los delitos cometidos contra las personas.

Dentro de esta categoría, se destacan los delitos que atentan contra la integridad física de las personas, llegando incluso a ocasionar lesiones graves o la pérdida de vidas humanas. Los principales delitos contra las personas son los siguientes:

Homicidio

El homicidio se define como la muerte de una persona causada por otra, siendo el agresor el único responsable de la acción u omisión que resulta en la muerte de la víctima. El Código Penal español establece que quitar la vida a alguien conlleva una pena de prisión que oscila entre 10 y 15 años.

El homicidio puede ocurrir de dos maneras: intencionalmente o por imprudencia grave. Esta última puede manifestarse en situaciones como atropellos o negligencias médicas. Las consecuencias legales varían según la intencionalidad del acto.

En situaciones de homicidio por imprudencia profesional, el responsable enfrenta no solo una pena de prisión, sino también la inhabilitación para ejercer su profesión, oficio o cargo, por un lapso de 3 a 6 años.

Asesinato

El asesinato representa la máxima gravedad dentro de la categoría de homicidio. En este acto, el perpetrador actúa con una clara intención criminal. También se cataloga como asesinato cuando el crimen se lleva a cabo por incentivos financieros, con el propósito de facilitar otro delito o evitar su detección.

En el asesinato, se provoca la muerte de una persona, similar al homicidio, pero se distingue por la presencia de alevosía, precio, recompensa, promesa o ensañamiento. Asimismo, puede ocurrir con el objetivo de facilitar la perpetración de otro delito o para eludir la revelación de información comprometedora.

El delito inicial, el homicidio, adquiere la categoría de asesinato al concurrir al menos una de las circunstancias mencionadas anteriormente. La penalización para el asesinato incluye prisión de entre 15 y 20 años, según lo estipulado en el artículo 139 del Código Penal.

Lesiones personales

Los delitos de lesiones se definen como aquellos cometidos de manera que causen daño a otra persona, afectando su integridad corporal o salud física y mental. El castigo es una pena de prisión que varía de 6 meses a 3 años, dependiendo de la gravedad de la lesión y la necesidad de tratamiento médico o quirúrgico.

Hay circunstancias pueden alterar la pena por este delito:

  • Lesiones menores: entre 3 y 6 meses de prisión o multa de 6 a 12 meses.
  • Lesiones por imprudencia: de 3 meses a 3 años.
  • Uso de armas o instrumentos peligrosos, ensañamiento o víctima menor de 12 años: de 2 a 5 años.
  • Lesiones graves: de 6 a 12 años.

Violencia doméstica

Los delitos de violencia doméstica implican el habitual ejercicio de violencia física o psicológica hacia el cónyuge, personas vinculadas de manera estable, hijos, pupilos, ascendientes o incapaces.

Desde 1999 se incluye la violencia psíquica o psicológica como acción penalizada. La pena asociada es de 6 meses a 3 años de prisión. Sin embargo, hay penas variadas según las circunstancias:

  • Lesiones menores: de 6 meses a 1 año o multa.
  • Uso de armas, ensañamiento o víctima menor de 12 años: de 2 a 5 años.
  • Lesiones graves, pérdida de órganos o incapacidad: de 6 a 12 años.

El perdón del perjudicado no extingue la responsabilidad penal del agresor en el ámbito familiar.

Inducción al suicidio

Incitar a alguien a que se suicide es un delito grave conocido como inducción al suicidio. Es fundamental entender que la comisión de este delito no depende de si la persona realmente lleva a cabo el acto mortal o no.

La pena prevista es la prisión de 4 a 8 años. Esta sanción se aplica tanto si la persona incitada al suicidio se quita la vida como si no lo hace.

La cooperación al suicidio se refiere a ayudar o cooperar en actos necesarios para que una persona se suicide. Cuando la cooperación se limita a asistir en el acto sin causar la muerte, la pena puede ser prisión de 2 a 5 años. Si la colaboración conduce a la muerte, el delito se castiga con prisión de 6 a 10 años.

Eutanasia

La eutanasia se considera cuando una persona provoca la muerte o coopera activamente en el fallecimiento de alguien que se enfrenta a una enfermedad grave, inevitablemente mortal o que causa sufrimientos insoportables.

La pena establecida es de prisión de 2 a 5 años. Esta pena puede reducirse en uno o dos grados, dependiendo de las circunstancias específicas del acto delictivo.

Aborto

El Código Penal contempla casos específicos en los que el aborto no es considerado un delito:

  • Grave peligro para la vida o la salud de la mujer embarazada.
  • Embarazo resultante de una violación (si denunciada y dentro de las primeras 12 semanas).
  • Presunción de graves taras físicas o psíquicas en el feto.

Si no se cumplen estos requisitos, se considera un delito. Las penas por el delito de aborto varían según las circunstancias:

  • Sin consentimiento de la mujer: prisión de 4 a 8 años e inhabilitación.
  • Con consentimiento al margen de casos legales: prisión de 1 a 3 años, inhabilitación y multa para la mujer.
  • Aborto por imprudencia grave: prisión de 3 a 5 meses o multa.
  • Aborto por imprudencia profesional: prisión e inhabilitación especial.

Genocidio

El delito de genocidio abarca la ejecución de una serie de acciones con la intención de eliminar total o parcialmente a un grupo social por razones de raza, religión o política.

El homicidio, asesinato, lesiones graves o agravios sexuales son castigados con penas de 15 a 20 años de prisión.

El sometimiento a condiciones peligrosas, el desplazamiento forzoso y la restricción a la vida o reproducción de un grupo, tiene penas de 8 a 15 años. La promoción de ideas genocidas se castiga con penas de 1 a 2 años de prisión.

¿Buscas abogado especialista en derecho penal?

Te ayudamos a encontrar abogado penalista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado penalista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado