Cesionario

El cesionario es la parte que recibe una cesión, es decir, la persona o entidad que recibe o adquiere derechos, bienes, intereses o responsabilidades de otra parte, llamada «cedente». En el contexto legal y contractual, la cesión implica la transferencia de ciertos derechos o bienes de una persona a otra, de un titular a otro. El cesionario es la parte receptora de esta transferencia.

La cesión puede ocurrir en diversas situaciones, como en contratos, deudas, derechos de propiedad, entre otros. El cesionario adquiere los derechos y responsabilidades especificados en la cesión y su posición legal se deriva de la parte original que realizó la cesión (el cedente). La relación entre el cedente y el cesionario suele estar regulada por un acuerdo de cesión, donde se establecen las condiciones y los términos de la transferencia.

Es importante tener en cuenta que, en muchos casos, la cesión está sujeta a ciertas condiciones y puede requerir el consentimiento del cedente, del deudor u otras partes involucradas, dependiendo de las leyes y regulaciones aplicables y de las cláusulas contractuales.

Cesionario en Chile

En Chile, la cesión es una convención por la cual una persona llamada cedente transfiere voluntariamente sus derechos y obligaciones (sobre un bien o derecho) a otra que se denomina cesionario, y quien pasa a ocupar su lugar en la relación jurídica.

En la cesión de derechos, el cesionario es la persona que adquiere el derecho cedido y pasa a ocupar el lugar, por ejemplo, del acreedor en un crédito o el propietario del derecho sobre un bien. Es decir, el cesionario es la persona que recibe la transferencia del derecho de propiedad que tenía el cedente. Una vez que se realiza la cesión de derechos, el cesionario se convierte en el nuevo titular del derecho cedido y adquiere todas las facultades y obligaciones que corresponden al acreedor original.

Los derechos que se pueden ceder son, en general, los derechos reales y personales, excepto los personalísimos.

  1. Los derechos reales: son aquellos que se vinculan directamente con un bien, otorgando al cesionario un control directo y exclusivo sobre el mismo. Por ejemplo, la propiedad de un departamento, el usufructo de una vivienda, o el derecho de prenda sobre un vehículo. La cesión de derechos reales se concreta mediante «la tradición».
  2. Los derechos personales: son aquellos que surgen de una relación jurídica entre dos individuos y otorgan al cesionario un derecho de crédito contra otra persona. Estos derechos están intrínsecamente ligados a las obligaciones que una persona tiene hacia otra. Por ejemplo, derecho de crédito (obligación de pagar una suma de dinero), derecho de arrendamiento (derecho de usar un bien a cambio de un pago), derecho de usufructo (uso y disfrute de un bien que pertenece a otro). La cesión de derechos personales se concreta mediante «la cesión de crédito».

Derechos y obligaciones del cesionario

Los derechos y obligaciones específicos del cesionario pueden variar según los términos del contrato de cesión y las respectivas leyes aplicables. En general, son:

Derechos del cesionario:

  • Derecho a los beneficios del contrato: el cesionario tiene el derecho de disfrutar de los beneficios asociados con los derechos cedidos, según los términos establecidos en el contrato de cesión.
  • Derecho a ejercer los derechos cedidos: el cesionario tiene el derecho de ejercer los derechos cedidos, ya sea que se trate de derechos contractuales, como recibir pagos, o derechos legales, como el derecho a demandar.
  • Derecho a la información: el cesionario puede tener el derecho a recibir información relevante sobre la cesión, como detalles sobre los derechos cedidos y cualquier condición o limitación asociada.

Obligaciones del cesionario:

  • Obligación de pago: si hay contraprestación o pago asociado con la cesión de derechos, el cesionario generalmente tiene la obligación de realizar dicho pago según los términos acordados.
  • Obligación de cumplir con condiciones: cuando el contrato de cesión incluye condiciones específicas que el cesionario debe cumplir, como obtener aprobaciones regulatorias, el cesionario tiene la obligación de cumplir con esas condiciones.
  • Obligación de no ejercer de mala fe: el cesionario tiene la obligación de ejercer los derechos cedidos de buena fe y sin abuso. No debe actuar de manera que perjudique indebidamente al cedente o viole los términos del contrato.