Deudor

El deudor es una persona, entidad o institución que tiene una deuda u obligación financiera pendiente con respecto al pago de dinero, la entrega de bienes o la realización de un servicio en favor de otra persona, entidad o institución, conocida como acreedor.

En términos simples, un deudor es aquel que tiene una obligación de cumplir con una deuda o una obligación financiera según los términos y condiciones previamente establecidos en un contrato, acuerdo financiero o transacción subyacente.

Algunos aspectos clave relacionados con la definición jurídica de un deudor incluyen:

  • Deuda u obligación: un deudor es alguien que tiene una deuda pendiente o una obligación financiera que debe cumplir. Esta deuda puede surgir de diversas fuentes, como préstamos, contratos, facturas pendientes de pago, compras a crédito, entre otros.
  • Obligación de pago: el deudor tiene la obligación legal de pagar la deuda o cumplir con la obligación según los términos y condiciones establecidos en el contrato o acuerdo financiero.
  • Cumplimiento de la deuda: el deudor debe cumplir con la deuda en los plazos y condiciones acordados en el contrato. El incumplimiento de la deuda puede dar lugar a acciones legales por parte del acreedor.

Deudor en Chile

En Chile, la legislación, instituciones y la jurisprudencia entregan diversos conceptos para definir al deudor. Entre ellos:

«Es la persona a la que se le prestó el dinero. Se caracteriza porque tiene la obligación de pagar el dinero que se le entregó». 

«Sujeto pasivo de derecho o contribuyente a quien la ley coloca en la situación de tener que declarar y pagar la obligación, como, asimismo, cumplir con los demás deberes jurídicos».   

«Es aquel que se encuentra en la necesidad de realizar una prestación a su acreedor, porque existe un vínculo jurídico entre ellos, el cual lo obliga a dar algo, hacer algo o abstenerse de realizar algo».

Derechos del deudor

En Chile, los deudores tienen derechos que están destinados a proteger sus intereses y garantizar un trato justo en las transacciones financieras y en el cumplimiento de sus obligaciones. Estos derechos, según lo establecido por el Servicio Nacional de Consumidor (SERNAC), son:

  • A recibir información veraz y oportuna: saber qué está contratando y poder comparar. Por ejemplo, el costo final del crédito.
  • A que se cobre de manera correcta: se debe respetar, por ejemplo, la privacidad del hogar, nunca se puede comunicar la deuda a terceros (como el jefe o la familia). Los llamados solo pueden ser de lunes a sábado de 8:00 a 20:00 horas.
  • A pagar anticipadamente las deudas.
  • A recibir cuentas claras y cobros justos.
  • A salir del Directorio de Información Comercial (Dicom) si ya se pagó o volver a negociar la deuda.
  • La privacidad de los datos: que no sean comunicados o transferidos sin autorización.
  • A que los gastos de cobranza sean exigidos después de 15 días.
  • A aceptar expresamente que repactar la deuda.
  • Pedir un crédito no es un favor y tiene los derechos que le entrega la Ley.
  • A reclamar y a que la empresa responda.

Renegociación de las deudas

El año 2014 entró en vigor en Chile la Ley de Reorganización y Liquidación de activos de Empresas y Personas (Ley 20.720 o Ley de Quiebra). Esta normativa permite a las personas, empresas y organizaciones sin fines de lucro que se encuentran en crisis financiera, salir de su situación de endeudamiento y reemprender a través de distintas herramientas legales; o bien liquidar cuando se encuentran en un estado de insolvencia económica.

Cuando esto se hace, existe la posibilidad de rehabilitarse económicamente y se tiene la oportunidad de que la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento sea el organismo facilitador para lograr acuerdos entre el acreedor y el deudor.

Consultas sobre deudor