¿Qué pasa si demandan a una persona que no tiene cómo pagar?

Cuando una persona es demandada y no tiene cómo pagar la deuda o indemnización que se le exige, existen varios escenarios posibles en el marco del derecho chileno. En primer lugar, es importante determinar la naturaleza de la demanda y la capacidad económica del demandado para enfrentarla.

  1. Si se trata de una demanda por deudas, como créditos impagos, facturas, o cualquier otro tipo de obligaciones financieras, el acreedor puede iniciar un proceso de cobranza judicial. En este proceso, si se declara que el deudor no tiene ingresos suficientes para pagar la deuda, se pueden embargar los bienes que sean necesarios hasta cubrir el monto adeudado. Si el deudor realmente no posee bienes ni ingresos suficientes, el acreedor podría no obtener la recuperación de la deuda.
  2. La legislación chilena establece ciertas protecciones para los deudores. Por ejemplo, existe un mínimo de ingresos inembargables: según el Código del Trabajo, se establece que el equivalente a 1,5 ingresos mínimos mensuales no puede ser objeto de embargo por deudas comunes.
  3. En situaciones donde la deuda es abrumadora y no hay forma de pagarla, el deudor puede optar por declararse en insolvencia o quiebra personal bajo la Ley N° 20.720. Esta ley permite a las personas naturales someterse a un procedimiento concursal de renegociación de la deuda o, en casos más extremos, a la liquidación de bienes.
  4. Aun cuando se declare la insolvencia del deudor, los acreedores pueden mantener abiertas las acciones judiciales para intentar cobrar la deuda en el futuro, en caso de que el deudor mejore su situación económica.
Consultas relacionadas con Deudor