Vejaciones

Las vejaciones son actos de violencia o humillación que no llegan a constituir tortura pero que afectan la integridad física o psicológica de la persona. Este delito busca sancionar conductas que, sin causar un daño grave, menoscaban la dignidad o integridad de las víctimas.
Ideas clave
  • Las vejaciones están reguladas en varios cuerpos legales según su naturaleza y contexto, incluyendo el Código Penal, la Ley de Violencia Intrafamiliar, y leyes específicas sobre acoso.
  • Las vejaciones son actos de violencia o humillaciones que degradan o atentan contra la dignidad de una persona. No requieren dejar lesiones físicas, pudiendo ser actos puramente psicológicos o morales
  • La vejaciones pueden ser cometidas por particulares o por funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones.
  • Las consecuencias legales para las vejaciones varían según la gravedad del acto e incluyen sanciones penales, medidas de protección, reparación del daño y sanciones administrativas o laborales.
  • Existen mecanismos y procedimientos para proteger a las víctimas, incluyendo denuncias y procesos penales, asistencia legal gratuita y programas de apoyo psicológico.

¿Qué son las vejaciones?

Las vejaciones pueden definirse como acciones o conductas que degradan, humillan o maltratan a una persona, afectando su dignidad y causando un daño moral o físico. Estas conductas pueden ser verbales, físicas, psicológicas o incluso sexuales.

En el contexto legal chileno, las vejaciones están estrechamente relacionadas con los delitos de trato cruel, abuso contra particulares y, en algunos casos, con la tortura.

¿Dónde se regulan las vejaciones en la legislación chilena?

Las vejaciones están reguladas en varios cuerpos legales en Chile, dependiendo de la naturaleza y contexto de la acción:

  • Código Penal: especialmente en los artículos que se refieren a los delitos contra la integridad moral y física de las personas, como el artículo 150-A, que trata sobre torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, o el artículo 255 que tipifica las vejaciones por parte de un empleado público hacia particulares.

El empleado público que, desempeñando un acto del servicio, cometiere cualquier vejación injusta contra las personas será castigado con la pena de reclusión menor en su grado mínimo, salvo que el hecho sea constitutivo de un delito de mayor gravedad, caso en el cual se aplicará sólo la pena asignada por la ley a éste.

Si la conducta descrita en el inciso precedente se cometiere en contra de una persona menor de edad o en situación de vulnerabilidad por discapacidad, enfermedad o vejez; o en contra de una persona que se encuentre bajo el cuidado, custodia o control del empleado público, la pena se aumentará en un grado.

No se considerarán como vejaciones injustas las molestias o penalidades que sean consecuencia únicamente de sanciones legales, o que sean inherentes o incidentales a éstas, ni las derivadas de un acto legítimo de autoridad.

Artículo 255 del Código Penal de Chile

  • Ley N° 20.066 sobre Violencia Intrafamiliar: esta ley trata las vejaciones dentro del contexto de violencia intrafamiliar, considerando como tal cualquier daño que afecte la integridad física o psíquica de quien está en una relación de este tipo.

Será constitutivo de violencia intrafamiliar todo maltrato que afecte la vida o la integridad física o psíquica de quien tenga o haya tenido la calidad de cónyuge del ofensor o una relación de convivencia con él; o sea pariente por consanguinidad o por afinidad en toda la línea recta o en la colateral hasta el tercer grado inclusive, del ofensor o de su cónyuge o de su actual conviviente.

También habrá violencia intrafamiliar cuando la conducta referida en el inciso precedente ocurra entre los padres de un hijo común, o recaiga sobre persona menor de edad, adulto mayor o discapacitada que se encuentre bajo el cuidado o dependencia de cualquiera de los integrantes del grupo familiar.

(...)

Artículo 5 de la Ley de violencia intrafamiliar de Chile

  • Ley N° 21.153 que fortalece el estatuto de protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes: en esta legislación, se consideran vejaciones las acciones que vulneren la integridad física o psíquica de los menores de edad.
  • Ley sobre acoso sexual, acoso laboral y acoso escolar (Ley N° 20.005, Ley N° 20.607): estas leyes incluyen actos que podrían considerarse vejaciones dentro de sus respectivas áreas de aplicación.

Tipos de vejaciones en Chile

Vejaciones físicas

Involucran el uso de la fuerza física para infligir dolor, sufrimiento o humillación. Esto incluye golpes, maltratos físicos, tortura y cualquier forma de trato degradante que afecte la integridad física de la persona.

Vejaciones psicológicas

Se refieren a conductas que causan daño emocional, angustia o desvalorización. Incluyen insultos, humillaciones, manipulación emocional, amenazas y cualquier acción que afecte la salud mental y emocional de una persona.

Vejaciones sexuales

Comprenden actos que afectan la libertad sexual de una persona mediante la coacción, manipulación o abuso. Esto incluye acoso sexual, abuso sexual y cualquier forma de conducta que degrade o humille a una persona en relación con su sexualidad.

Comete acoso sexual el que realizare, en lugares públicos o de libre acceso público, y sin mediar el consentimiento de la víctima, un acto de significación sexual capaz de provocar una situación objetivamente intimidatoria, hostil o humillante, y que no constituya una falta o delito al que se imponga una pena más grave, que consistiere en:

1. Actos de carácter verbal o ejecutados por medio de gestos. En este caso se impondrá una multa de una a tres unidades tributarias mensuales.

2. Conductas consistentes en acercamientos o persecuciones, o actos de exhibicionismo obsceno o de contenido sexual explícito. En cualquiera de estos casos se impondrá la pena de prisión en su grado medio a máximo y multa de cinco a diez unidades tributarias mensuales.

Artículo 494 ter del Código Penal de Chile

Consecuencias legales de las vejaciones

Las consecuencias legales de cometer vejaciones varían según la gravedad del acto y pueden incluir:

  • Sanciones penales: la mayoría de las vejaciones son consideradas delitos y pueden resultar en penas de prisión, multas y otras sanciones penales. Por ejemplo, las torturas y tratos crueles pueden llevar a penas de cárcel de considerable duración.
  • Medidas de protección: en casos de violencia intrafamiliar o acoso, las víctimas pueden solicitar medidas cautelares, como órdenes de alejamiento o protección.
  • Reparación del daño: el responsable de las vejaciones puede ser condenado a indemnizar a la víctima por los daños morales y materiales causados.
  • Sanciones administrativas o laborales: en el contexto laboral o educativo, las vejaciones pueden llevar a sanciones administrativas, incluyendo la terminación del contrato de trabajo o expulsión de instituciones educativas.

Protección legal contra las vejaciones

En Chile, existen varios mecanismos y procedimientos legales diseñados para proteger a las víctimas de vejaciones:

  • Denuncia y proceso penal: las víctimas de vejaciones pueden presentar una denuncia ante la policía o el Ministerio Público, quienes iniciarán una investigación y, posteriormente, un proceso penal contra el agresor.
  • Asistencia legal gratuita: el Estado proporciona asistencia legal a víctimas de delitos, especialmente en casos de violencia intrafamiliar y delitos sexuales.
  • Programas de apoyo psicológico: existen programas gubernamentales y no gubernamentales que ofrecen apoyo psicológico y asistencia a las víctimas de vejaciones.

Conclusión

En resumen, las vejaciones son actos degradantes que afectan la dignidad y la integridad de las personas. La legislación chilena ofrece un marco robusto para la prevención, sanción y reparación de estas conductas, buscando proteger a las víctimas y restaurar sus derechos.

Categorías: Delitos,Derecho Penal