Albacea

El albacea es una persona designada por el testador, los herederos, o en última instancia un juez, encargada de llevar a cabo tareas como la presentación del testamento, el aseguramiento y administración de los bienes de la herencia, la formación de inventario y la partición y adjudicación de bienes, entre otras.

Albacea

El albacea suele ser una persona de confianza del testador que se va a encargar de cumplir con su última voluntad tras el fallecimiento.

¿Dónde se regula el albaceazgo?

La fundamentación legal del albacea se encuentra en el Código Civil Federal, Libro Tercero (De las Sucesiones), Título quinto (Disposiciones Comunes a las Sucesiones Testamentaria y Legítima), Capítulo IV (De los Albaceas), artículos 1679 a 1749.

¿En qué consiste la figura del albacea?

El albacea es la persona o personas sobre la que, a petición del testador, recaerá la función de velar por la adecuada ejecución del testamento y aseguramiento de los bienes de la herencia.

El testador puede nombrar uno o más albaceas.

Artículo 1681 del Código Civil Federal

Son obligaciones del albacea general:

  1. La presentación del testamento;
  2. El aseguramiento de los bienes de la herencia;
  3. La formación de inventarios;
  4. La administración de los bienes y la rendición de las cuentas del albaceazgo;
  5. El pago de las deudas mortuorias, hereditarias y testamentarias;
  6. La partición y adjudicación de los bienes entre los herederos y legatarios;
  7. La defensa, en juicio y fuera de él, así de la herencia como de la validez del testamento;
  8. La de representar a la sucesión en todos los juicios que hubieren de promoverse en su nombre o que se promovieren en contra de ella;
  9. Las demás que le imponga la ley.

Artículo 1706 del Código Civil Federal

¿Quiénes pueden ser albaceas?

Para ser albacea es necesario tener capacidad para la libre disposición de los bienes.

No podrá ser albacea el que no tenga la libre disposición de sus bienes.

La mujer casada, mayor de edad, podrá serlo sin la autorización de su esposo.

Artículo 1679 del Código Civil Federal

Además para poder ser albacea no se debe formar parte de las excepciones que menciona el artículo 1680:

No pueden ser albaceas, excepto en el caso de ser herederos únicos:

  1. Los magistrados y jueces que estén ejerciendo jurisdicción en el lugar en que se abre la sucesión;
  2. Los que por sentencia hubieren sido removidos otra vez del cargo de albacea;
  3. Los que hayan sido condenados por delitos contra la propiedad;
  4. Los que no tengan un modo honesto de vivir.

Artículo 1680 del Código Civil Federal

¿Qué ocurre si el testador no hubiera designado albacea?

En los casos en los que el testador no hubiere designado albacea o bien sí lo hubiera nombrado pero dicha persona no pudiera desempeñar el cargo, serán los herederos quienes elijan quién ocupara el cargo de albacea.

Cuando el testador no hubiere designado albacea o el nombrado no desempeñare el cargo, los herederos elegirán albacea por mayoría de votos. Por los herederos menores votarán sus legítimos representantes.

Artículo 1682 del Código Civil Federal

En caso de no existir acuerdo mayoritario, será el juez el encargado de nombrar albacea entre los candidatos propuestos por los herederos. Esto también ocurrirá en aquellos casos en los que el causante no ha dejado testamento o cuando el albacea nombrado falte.

Si no hubiere mayoría, el albacea será nombrado por el juez, de entre los propuestos.

Artículo 1684 del Código Civil Federal

Es de destacar que para contabilizar las mayorías, tanto a la hora de escoger albacea como para cualesquiera otros trámites relacionados con el inventario y la partición de la herencia, no se contabiliza el número de votos personales, sino la cuota proporcional en función de la porción que corresponde a cada heredero, siempre y cuando esta cuota mayoritaria esté representada por al menos la cuarta parte de los herederos.

La mayoría, en todos los casos de que habla este Capítulo, y los relativos a inventario y partición, se calculará por el importe de las porciones, y no por el número de las personas.

Cuando la mayor porción esté representada por menos de la cuarta parte de los herederos, para que haya mayoría se necesita que con ellos voten los herederos que sean necesarios para formar por lo menos la cuarta parte del número total.

Artículo 1683 del Código Civil Federal

En los casos en los que solo exista un único heredero, este será automáticamente considerado albacea, salvo que sea incapaz o el testador hubiera escogido a otra persona en su lugar.

El heredero que fuere único, será albacea si no hubiere sido nombrado otro en el testamento. Si es incapaz, desempeñará el cargo su tutor.

Artículo 1686 del Código Civil Federal

Renuncias al cargo de albacea

Es importante tener en cuenta que la figura del albacea es un cargo de aceptación voluntaria, si bien su aceptación implica la obligación de desempeñarlo.

El cargo de albacea es voluntario; pero el que lo acepte, se constituye en la obligación de desempeñarlo.

Artículo 1695 del Código Civil Federal

En determinados supuestos, la renuncia al cargo de albacea puede suponer la pérdida de los bienes que fuera a recibir como heredero cuando:

  • No exista causa justa para la renuncia.
  • Los únicos bienes a recibir en la herencia fueran en concepto de remuneración como albacea.

El albacea que renuncie sin justa causa, perderá lo que hubiere dejado el testador. Lo mismo sucederá cuando la renuncia sea por justa causa, si lo que se deja al albacea es con el exclusivo objeto de remunerarlo por el desempeño del cargo.

Artículo 1696 del Código Civil Federal

El plazo para renunciar al albaceazgo es de seis días desde el conocimiento de su nombramiento, o bien seis días desde que conociera el fallecimiento del testador si ya supiera que era albacea designado.

El albacea que presente excusas, deberá hacerlo dentro de los seis días siguientes a aquel en que tuvo noticia de su nombramiento; o si éste le era ya conocido, dentro de los seis días siguientes a aquel en que tuvo noticia de la muerte del testador. Si presenta sus excusas fuera del término señalado, responderá de los daños y perjuicios que ocasione.

Artículo 1697 del Código Civil Federal

Pueden excusarse legalmente de ser albaceas quienes cumplan alguna de las siguientes condiciones:

  • Ser empleado o funcionario público.
  • Ser militar en servicio activo.
  • No disponer de recursos económicos suficiente para atender las obligaciones sin perjudicar su subsistencia.
  • Contar un mal estado de salud que impida el desempeño del cargo.
  • No saber leer o escribir.
  • Haber cumplido sesenta años.
  • Ser al mismo tiempo albacea en otra herencia.

Ejercicio del albaceazgo

El Código Civil Federal regula que en caso de que exista más de un albacea, el albaceazgo sea ejercido por cada uno de ellos en el orden en que hubieran sido designados, salvo que el testador hubiera expresado su voluntad de que el albaceazgo fuera ejercido de forma mancomunada por todos los albaceas.

Cuando fueren varios los albaceas nombrados, el albaceazgo será ejercido por cada uno de ellos, en el orden en que se hubiesen sido designados, a no ser que el testador hubiere dispuesto expresamente que se ejerza de común acuerdo por todos los nombrados, pues en este caso se considerarán mancomunados.

Artículo 1692 del Código Civil Federal

También es importante conocer que el albacea no puede delegar el albaceazgo en otra persona, pero sí puede obrar a través de mandatarios que actúen bajo sus órdenes, en cuyo caso responderá personalmente por sus actos.

Cuando fueren varios los albaceas nombrados, el albaceazgo será ejercido por cada uno de ellos, en el orden en que se hubiesen sido designados, a no ser que el testador hubiere dispuesto expresamente que se ejerza de común acuerdo por todos los nombrados, pues en este caso se considerarán mancomunados.

Artículo 1700 del Código Civil Federal

Como se mencionó anteriormente, las principales funciones de la figura del albacea son:

  1. La presentación del testamento;
  2. El aseguramiento de los bienes de la herencia;
  3. La formación de inventarios;
  4. La administración de los bienes y la rendición de las cuentas del albaceazgo;
  5. El pago de las deudas mortuorias, hereditarias y testamentarias;
  6. La partición y adjudicación de los bienes entre los herederos y legatarios;
  7. La defensa, en juicio y fuera de él, así de la herencia como de la validez del testamento;
  8. La de representar a la sucesión en todos los juicios que hubieren de promoverse en su nombre o que se promovieren en contra de ella;
  9. Las demás que le imponga la ley.

Uno de los aspectos más relevantes de su función es que el albacea será responsable de asegurar que no se permita la extracción ni entrega de ningún bien parte de la herencia hasta que se haya formado inventario.

El albacea, antes de formar el inventario, no permitirá la extracción de cosa alguna, si no es que conste la propiedad ajena por el mismo testamento, por instrumento público o por los libros de la casa llevados en debida forma, si el autor de la herencia hubiere sido comerciante.

Artículo 1713 del Código Civil Federal

El albacea también deberá, con autorización de los herederos o en su defecto del Juez, vender bienes de la herencia si fuera necesario el pago urgente de cualquier tipo de deuda o gasto relacionado con el fallecido.

Si para el pago de una deuda u otro gasto urgente, fuere necesario vender algunos bienes, el albacea deberá hacerlo, de acuerdo con los herederos, y si esto no fuere posible, con aprobación judicial.

Artículo 1717 del Código Civil Federal

También deberá el albacea rendir cuentas anualmente sobre el desempeño de su cargo, siendo este trámite necesario para poder continuar ejerciendo el albaceazgo. Esta rendición de cuentas también se llevará a cabo cuando finalice, por cualquier causa, su cargo.

El albacea está obligado a rendir cada año cuenta de su albaceazgo. No podrá ser nuevamente nombrado, sin que antes haya sido aprobada su cuenta anual. Además, rendirá la cuenta general de albaceazgo. También rendirá cuenta de su administración, cuando por cualquier causa deje de ser albacea.

Artículo 1722 del Código Civil Federal

El albacea contará para realizar su encargo de un plazo máximo de un año a contar desde su aceptación o desde el momento en el que concluyan los litigios sobre la validez o nulidad del testamento. Excepcionalmente puede prorrogarse su cargo durante un plazo de como máximo un año más, siempre que que por causa justificada y con un consenso mínimo de herederos que representen al menos dos terceras partes de la herencia.

El albacea debe cumplir su encargo dentro de un año, contado desde su aceptación, o desde que terminen los litigios que se promovieren sobre la validez o nulidad del testamento.

Artículo 1737 del Código Civil Federal

Sólo por causa justificada pueden los herederos prorrogar al albacea el plazo señalado en el artículo anterior, y la prórroga no excederá de un año.

Artículo 1738 del Código Civil Federal

Para prorrogar el plazo de albaceazgo, es indispensable que haya sido aprobada la cuenta anual del albacea, y que la prórroga la acuerde una mayoría que represente las dos terceras partes de la herencia.

Artículo 1739 del Código Civil Federal

Retribución del cargo de albacea

El albaceazgo es un cargo remunerado. La remuneración podrá ser libremente determinada por el testador, o en su defecto fijada al 2% sobre el importe líquido y efectivo de la herencia, más el 5% sobre los frutos industriales de los bienes de la herencia.

El testador puede señalar al albacea la retribución que quiera.

Artículo 1740 del Código Civil Federal

Si el testador no designare la retribución, el albacea cobrará el dos por ciento sobre el importe líquido y efectivo de la herencia, y el cinco por ciento sobre los frutos industriales de los bienes hereditarios.

Artículo 1741 del Código Civil Federal

Cuando existan varios albaceas, la remuneración será repartida por igual en caso de que el albaceazgo fuera mancomunado, o bien de forma proporcional al tiempo durante el que cada uno hubiera ejercido el cargo individualmente.

Si fueren varios y mancomunados los albaceas, la retribución se repartirá entre todos ellos; si no fueren mancomunados, la repartición se hará en proporción al tiempo que cada uno haya administrado y al trabajo que hubiere tenido en la administración.

Artículo 1743 del Código Civil Federal

En el caso en que el testador determine una remuneración para el cargo en el testamento, el albacea podrá escoger entre percibir dicha remuneración o bien la que le corresponde por ley.

El albacea tiene derecho de elegir entre lo que le deja el testador por el desempeño del cargo y lo que la ley le concede por el mismo motivo.

Artículo 1742 del Código Civil Federal

Hay que mencionar que la remuneración del albacea es independiente de los gastos en los que incurra durante el ejercicio de su cargo, debiendo ser estos repercutidos a la masa hereditaria.

Los gastos hechos por el albacea en el cumplimiento de su cargo, incluso los honorarios de abogado y procurador que haya ocupado, se pagarán de la masa de la herencia.

Artículo 1736 del Código Civil Federal

El interventor como vigilante del albacea

Aquellos herederos que no estuvieran conformes con la persona encargada de ejercer el cargo de albacea tendrán derecho a nombrar un interventor para vigilar su labor. En caso de que fueran varios los herederos disconformes, deberán nombrar al interventor de forma conjunta, por mayoría de votos o en su defecto por decisión judicial.

El albacea está obligado a rendir cada año cuenta de su albaceazgo. No podrá ser nuevamente nombrado, sin que antes haya sido aprobada su cuenta anual. Además, rendirá la cuenta general de albaceazgo. También rendirá cuenta de su administración, cuando por cualquier causa deje de ser albacea.

Artículo 1728 del Código Civil Federal

Las funciones del interventor se limitarán a vigilar el exacto cumplimiento del cargo de albacea, sin que pueda el interventor tomar posesión de ninguno de los bienes.

Existen ciertos casos en los que es obligatorio el nombramiento de un interventor, regulados en el artículo 1731.

Debe nombrarse precisamente un interventor:

  1. Siempre que el heredero esté ausente o no sea conocido;
  2. Cuando la cuantía de los legados iguale o exceda a la porción del heredero albacea;
  3. Cuando se hagan legados para objetos o establecimientos de Beneficencia Pública.

Artículo 1731 del Código Civil Federal

El interventor será remunerado conforme a las cantidades que estipulen los herederos, o bien en caso de que este haya sido nombrado por decisión judicial, conforme a arancel.

Los interventores tendrán la retribución que acuerden los herederos que los nombran, y si los nombra el juez, cobrarán conforme a Arancel, como si fuera un apoderado.

Artículo 1734 del Código Civil Federal

Finalización del cargo de albacea

Los supuestos que regulan cuándo finaliza el cargo de albacea y de interventor se encuentran recogidos en el artículo 1745:

Los cargos de albacea e interventor, acaban:

  1. Por el término natural del encargo;
  2. Por muerte;
  3. Por incapacidad legal, declarada en forma;
  4. Por excusa que el juez califique de legítima, con audiencia de los interesados y del Ministerio Público, cuando se interesen menores o la Beneficencia Pública;
  5. Por terminar el plazo señalado por la ley y las prórrogas concedidas para desempeñar el cargo;
  6. Por revocación de sus nombramientos, hecha por los herederos;
  7. Por remoción.

Artículo 1745 del Código Civil Federal