Sucesión testamentaria

La sucesión testamentaria es el procedimiento legal mediante el cual los bienes y activos de un individuo fallecido, conocido como el testador o testadora, son repartidos de acuerdo con sus deseos expresados en un documento denominado testamento. Este escrito es redactado por el testador en vida y detalla la manera en que desea que se distribuyan sus propiedades y activos tras su fallecimiento.

El testador puede seleccionar a uno o varios herederos o legatarios para recibir bienes específicos o porcentajes de su patrimonio. Además, puede designar a un albacea, cuya responsabilidad es garantizar la correcta ejecución de las disposiciones testamentarias.

El testamento y la regulación de la sucesión testamentaria en México

En México, la sucesión testamentaria se rige por el Código Civil Federal. Según el artículo 1295, el testamento es un acto personalísimo, lo que significa que es único para cada individuo y refleja sus deseos personales. También destaca que es revocable, lo que implica que el testador tiene el derecho de cambiar o anular el testamento en cualquier momento antes de su fallecimiento. Igualmente se incide en que es un acto libre, indicando que la elaboración del testamento está sujeta a la voluntad autónoma del testador, sin presiones externas.

Testamento es un acto personalísimo, revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos, y declara o cumple deberes para después de su muerte.

Artículo 1295 del Código Civil

Por otro lado, el artículo 1296 prohíbe que dos o más personas realicen testamentos conjuntos, ya sea en beneficio mutuo o para favorecer a un tercero y previene conflictos de interés y confusiones durante la distribución de bienes.

No pueden testar en el mismo acto dos o más personas, ya en provecho recíproco, ya en favor de un tercero.

Artículo 1296 del Código Civil

Asimismo, el artículo 1297 establece que el nombramiento de herederos o legatarios y la asignación de cantidades correspondientes no pueden estar a la discreción de un tercero. Esto asegura que el testador mantenga un control directo sobre la disposición de sus bienes y derechos después de su fallecimiento.

Ni la subsistencia del nombramiento del heredero o de los legatarios, ni la designación de las cantidades que a ellos correspondan, pueden dejarse al arbitrio de un tercero.

Artículo 1297 del Código Civil

Los herederos en la sucesión testamentaria

El artículo 1313 del Código Civil Federal de México establece las condiciones de capacidad para heredar. Según este artículo, todos los ciudadanos, sin importar su edad, tienen capacidad para heredar, y esta capacidad no puede ser privada de manera absoluta. Sin embargo, se enumeran diversas circunstancias en las cuales ciertas personas o bienes pueden perder esa capacidad, como la falta de personalidad, la comisión de un delito, la presunción de influencia contraria a la libertad del testador o a la verdad/integridad del testamento, entre otras.

Todos los habitantes del Distrito Federal de cualquier edad que sean, tienen capacidad para heredar, y no pueden ser privados de ella de un modo absoluto; pero con relación a ciertas personas y a determinados bienes, pueden perderla por alguna de las causas siguientes:

1. Falta de personalidad;

2. Delito;

3. Presunción de influencia contraria a la libertad del testador, o a la verdad o integridad del testamento;

4. Falta de reciprocidad internacional;

5. Utilidad pública;

6. Renuncia o remoción de algún cargo conferido en el testamento.

Artículo 1313 del Código Civil

Por otro lado, el artículo 1334 establece que para que un heredero pueda suceder, es suficiente con que sea capaz en el momento de la muerte del autor de la herencia. Junto a ello, el artículo 1335 establece que, si la institución de heredero es condicional, se requerirá que el heredero sea capaz en el momento en que se cumpla la condición especificada en el testamento.

El papel del albacea en la sucesión testamentaria

El albacea es un actor importante en la sucesión testamentaria en México. El artículo 1681 permite al testador designar uno o más albaceas en su testamento.

El testador puede nombrar uno o más albaceas.

Artículo 1681 del Código Civil

Por otro lado, el artículo 1695 aclara que el cargo de albacea es voluntario, pero cuando se acepta es obligatorio. 

Finalmente, el artículo 1706 enumera las obligaciones del albacea, que incluyen presentar el testamento, asegurar los bienes de la herencia, formar inventarios, administrar los bienes, realizar la partición y adjudicación de bienes entre herederos y legatarios, entre otras.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.