Monitorio

El procedimiento monitorio es un proceso judicial sumario y rápido destinado a obtener el pago de deudas líquidas, vencidas y exigibles, que están documentadas.
Ideas clave
  • El procedimiento monitorio está regulado en el Código de Procedimiento Civil de Chile, específicamente en los artículos 434 y siguientes.
  • Es aplicable cuando la deuda está suficientemente acreditada mediante documentos, facturas, albaranes, certificaciones, telegramas o cualquier otro medio que genere certeza.
  • El procedimiento incluye la presentación de la solicitud, evaluación judicial, citación del deudor y resolución del proceso, que puede terminar con el pago, o como juicio ordinario o sumario.
  • Entre las ventajas que ofrece el procedimiento monitorio se encuentra ofrece rapidez, eficiencia y eficacia en el cobro de deudas indiscutibles, reduciendo tiempos y costos legales.
  • El procedimiento monitorio puede no ser aplicable para todas las cuantías, depende de la calidad de la documentación presentada, y la oposición del deudor puede alargar el proceso.
  • Si el deudor se opone alegando razones fundadas, el procedimiento monitorio puede convertirse en un juicio ordinario.

¿Qué es el proceso monitorio?

El proceso monitorio es un procedimiento judicial diseñado para la obtención rápida de una sentencia frente a deudas que, por su naturaleza, parecen ser indiscutibles debido a la existencia de documentos que las acrediten.

Este procedimiento es una herramienta eficaz en el ámbito legal chileno para agilizar la resolución de conflictos sobre obligaciones pecuniarias, es decir, deudas de dinero.

¿Dónde se regula el proceso monitorio en Chile?

En Chile, el proceso monitorio está regulado principalmente en el Código de Procedimiento Civil, específicamente en los artículos 434 y siguientes. Estas normas establecen los requisitos y el procedimiento a seguir para que un acreedor pueda iniciar un proceso monitorio.

Características principales del proceso monitorio

Naturaleza del procedimiento monitorio

  • Es un procedimiento sumario y especial dentro del sistema judicial chileno.
  • Está diseñado para ser rápido y eficiente, permitiendo obtener un título ejecutivo de manera expedita.

Requisitos para iniciar un proceso monitorio

  • La deuda debe ser líquida (su monto debe estar determinado o ser determinable de manera clara).
  • La deuda debe estar vencida y ser exigible.
  • Debe existir un documento que acredite la deuda de manera fehaciente (facturas, contratos, reconocimientos de deuda, entre otros).

(...)

La obligación deberá consistir en una cantidad de dinero líquida o liquidable mediante una simple operación aritmética, encontrarse vencida, ser actualmente exigible y constar en un antecedente escrito. A su vez, la acción no podrá estar prescrita.

El juez, de oficio, no dará curso a la solicitud, cuando no concurran los requisitos previstos en el inciso segundo.

(...)

Artículo 345 del Código de Procedimiento Civil de Chile

Procedimiento monitorio en Chile

  • Presentación de la solicitud: el acreedor debe presentar una solicitud ante el tribunal competente, acompañando los documentos que acrediten la deuda.
  • Evaluación judicial: el juez examina la documentación y, si cumple con los requisitos, dicta una resolución dando inicio al proceso monitorio.
  • Citación del deudor: el deudor es citado para que, en un breve plazo (generalmente no superior a 10 días), pague la deuda o presente una oposición justificada.
  • Resolución del proceso:
    • Si el deudor paga, se termina el proceso.
    • Si el deudor no responde, el juez dicta una resolución que convierte la solicitud inicial en un título ejecutivo, permitiendo al acreedor iniciar un juicio ejecutivo para el cobro forzoso.
    • Si el deudor se opone de manera fundada, el proceso puede continuar como un juicio ordinario o sumario según corresponda.

Ventajas del proceso monitorio

  1. Rapidez: permite obtener un título ejecutivo de forma más rápida comparado con los juicios ordinarios.
  2. Eficiencia: reduce los tiempos y costos legales al evitar, en muchos casos, un juicio completo.
  3. Eficacia: facilita el cobro de deudas indiscutibles, disuadiendo a los deudores de prolongar indebidamente el cumplimiento de sus obligaciones.

Limitaciones del proceso monitorio

  1. Limitación en la cuantía: en Chile, el proceso monitorio puede no ser aplicable para deudas de cualquier monto, ya que los límites pueden variar dependiendo de la jurisdicción y las normas aplicables.
  2. Documentación requerida: el éxito del proceso depende en gran medida de la calidad y claridad de los documentos presentados. Documentos que no acrediten claramente la deuda pueden llevar al rechazo de la solicitud monitoria.
  3. Oposición del deudor: la posibilidad de que el deudor presente una oposición fundada puede derivar en la conversión del proceso en un juicio ordinario o sumario, perdiendo parte de la celeridad buscada inicialmente.

Ejemplos prácticos de aplicación

  1. Facturas impagas: un proveedor de servicios que no ha recibido el pago por sus facturas emitidas y vencidas puede utilizar el proceso monitorio para reclamar el pago de estas.
  2. Reconocimientos de deuda: un documento donde se reconoce la existencia y cuantía de una deuda firmado entre partes puede ser motivo suficiente para iniciar un proceso monitorio si el deudor no cumple con el pago.
  3. Contratos de arrendamiento: los arrendadores pueden recurrir al proceso monitorio para reclamar el pago de rentas atrasadas, siempre que exista un contrato y otros documentos que evidencien la deuda.

Conclusión

El proceso monitorio en Chile es una herramienta legal de gran utilidad para aquellos que buscan una resolución judicial rápida y eficaz de conflictos relacionados con deudas claras y documentadas. Su correcta utilización puede significar un importante ahorro de tiempo y recursos en la gestión de cobros y en la solución de litigios.