Arrendador

El arrendador es la parte que concede el derecho de uso y goce de un bien inmueble o mueble a otra persona, denominada «arrendatario» o «inquilino», a cambio de un pago, que generalmente se llama alquiler. El arrendador es el propietario o poseedor legítimo del bien y tiene la obligación de garantizar al arrendatario el uso pacífico de la propiedad durante el período acordado en el contrato de arrendamiento.

El arrendador tiene ciertas obligaciones y derechos legales, que pueden variar según la ley y los términos específicos del contrato de arrendamiento. Entre las responsabilidades comunes del arrendador se incluyen el mantenimiento estructural del inmueble, la entrega del bien en condiciones habitables, y respetar los términos y condiciones del contrato. Asimismo, el arrendador tiene el derecho de recibir el pago del alquiler según lo acordado y puede tomar medidas legales en caso de incumplimiento por parte del arrendatario.

Arrendador en Chile

En Chile, el arrendador es la persona natural o jurídica que concede el derecho de uso y goce de un bien o cosa a otra persona, el arrendatario. Este derecho se establece mediante un contrato de arrendamiento, en el cual se establecen las condiciones y términos específicos del acuerdo.

La figura del arrendador se desprende del artículo 1915 del Código Civil, que señala que «el arrendamiento es un contrato en que las dos partes se obligan recíprocamente, la una a conceder el goce de una cosa (arrendador), o a ejecutar una obra o prestar un servicio, y la otra a pagar por este goce (arrendatario), obra o servicio un precio determinado».

La legislación chilena contempla una serie de normas asociadas al arrendamiento. Entre ellas, la Ley 18.801 sobre arriendo de predios urbanos, o la Ley 21.461, que establece medidas precautorias de restitución anticipada de inmuebles y un procedimiento monitorio de cobro de rentas de arrendamiento.

Derechos y obligaciones del arrendador

La ley establece que hay ciertos derechos y obligaciones que debe cumplir un arrendador al momento de firmar un contrato de arriendo, como también los hay para el arrendatario.

Derechos del arrendador

  • Recibir oportunamente la renta acordada.
  • Exigir al arrendatario que realice reparaciones locativas (excepto las que le corresponden al arrendador).
  • Exigir al arrendatario que le indemnice por los daños causados al bien, a excepción si estos se produjeron por un caso fortuito o por fuerza mayor.
  • Exigir al arrendatario que le restituya la cosa arrendada, al expirar el contrato, y si se trata de un predio urbano, con sus servicios básicos y gastos comunes al día.
  • Pedir al tribunal que le autorice retener bienes del arrendatario, si éste tiene rentas o indemnizaciones pendientes.
  • Pedir el término anticipado del contrato si el arrendatario no cumple con sus obligaciones.
  • Inspeccionar (o visitar) el bien arrendado, durante la vigencia del contrato y previo acuerdo con el arrendatario.
  • Destinar el dinero por concepto de garantía para cubrir gastos efectuados por las reparaciones al bien, cuando estos se traten de deterioros causados por el arrendatario.

Obligaciones del arrendador

  • Entregar al arrendatario el bien arrendado (si el arrendador imposibilita la entrega del bien a arrendar, el arrendatario tendrá derecho a desistir del contrato, con indemnización de daños y perjuicios).
  • Mantener el bien en el estado de servir para el fin a que se ha arrendado.
  • Librar al arrendatario de toda turbación o embarazo en el goce de la cosa arrendada.
  • Sanear los vicios redhibitorios u ocultos del bien.
  • No puede cambiar la forma del bien arrendado. No podrá hacer en ella obras o trabajos que perturben el goce de ella, sin la previa autorización del arrendatario.
  • Reembolsar al arrendatario por las reparaciones que este hizo al bien y que eran responsabilidad del arrendador.
  • Devolver al arrendatario la suma recibida por concepto de garantía, en caso de que corresponda.