Lucro cesante

El lucro cesante es un término jurídico que se utiliza para describir las ganancias o beneficios económicos que una persona o entidad ha dejado de percibir como resultado de una acción, evento o circunstancia (acción ilegal, incumplimiento de contrato, etc.) que le impidió llevar a cabo una actividad que habría generado ingresos.

En otras palabras, se refiere a las ganancias que una persona o entidad tenía la expectativa razonable de obtener, pero que se vieron frustradas debido a la conducta indebida de otra parte.

El lucro cesante se usa comúnmente en casos de litigios civiles para calcular la compensación o indemnización que debe pagarse a la parte perjudicada, como resultado de la pérdida de oportunidades de ganancias debido a una acción ilícita o un incumplimiento contractual.

Cuando se busca una compensación por lucro cesante en un litigio o una reclamación, generalmente, se requiere presentar pruebas sólidas y cuantificables de las ganancias que se habrían obtenido si no hubiera ocurrido el evento o la acción que causó la pérdida de ingresos.

Lucro cesante en Chile

En Chile, cuando una persona o entidad causa un accidente o realiza un acto que ocasiona daño o perjuicio a otro, el Código Civil chileno otorga al afectado la posibilidad de solicitar a través de un juicio el pago de indemnizaciones.

En concreto, el artículo 1556 del Código Civil establece bajo qué parámetros es posible calcular una indemnización, cuando se ve afectada la propiedad de una persona producto de una agresión o perjuicio.

Uno de los conceptos que considera el juez para calcular el monto de la indemnización es el lucro cesante. Este concepto corresponde al provecho económico que se deja de percibir como consecuencia del daño producido. Es decir, es el dinero o las ganancias que se ven frustradas debido al daño ocasionado, y que no permite a la víctima, entre otras posibles consecuencias, trabajar.

Por ejemplo, el caso de un taxista que es víctima de un choque y debe enviar su vehículo a reparación durante un mes. El lucro cesante corresponde al total de los ingresos que dejaría de recibir por su trabajo durante ese tiempo. Diferente es el importe de indemnización para la reparación del automóvil, el cual corresponde a la figura de daño emergente

De esta manera, el daño emergente es la pérdida sufrida y el lucro cesante es la ganancia esperada que nunca se obtuvo. Por eso se dice que el lucro cesante es un “daño virtual y futuro”.

Lucro cesante laboral

En Chile, la figura del lucro cesante tiene especial relevancia en el ámbito laboral. Se aplica, por ejemplo, en el pago de indemnizaciones por despido, ya que surge la necesidad de resarcir a un trabajador ante la pérdida de remuneraciones frente a un despido previo al cumplimiento del contrato convenido.

También puede ocurrir cuando un trabajador sufre una lesión o accidente laboral que lo deja temporalmente incapacitado para desempeñar sus funciones. En estos casos, el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización por el lucro cesante, que es una compensación económica destinada a cubrir la pérdida de ingresos durante el período en que se encuentra incapacitado para trabajar.

Al respecto, la Corte Suprema señala que «el lucro cesante consiste en la pérdida de ingresos provocada por el daño corporal y el objeto de la reparación es la expectativa objetiva de ingresos futuros que la persona lesionada tenía al momento del accidente. La indemnización debe comprender los ingresos netos que la víctima deja de percibir y su determinación se efectúa, atendiendo a las calidades de la víctima (incluidas su edad y estado de salud)».