Caución

La caución se refiere a la seguridad o garantía que una parte ofrece a otra para asegurar el cumplimiento de una obligación específica. Esta obligación puede surgir de un contrato, una transacción comercial, un proceso judicial, o cualquier otro acuerdo en el que las partes acuerden compromisos mutuos.

La esencia de la caución radica en proporcionar una garantía en caso de que el implicado no cumpla con sus compromisos acordados. De esta manera, la caución busca mitigar el riesgo asociado con las transacciones y garantizar que ambas partes cumplan con sus respectivas responsabilidades.

Tipos de caución

Las maneras en que se concreta la caución son diversas y pueden ajustarse a la naturaleza específica de la obligación. Algunas de las formas más habituales de caución son:

  • Depósitos de dinero: la parte que da la garantía puede efectuar un depósito de una suma específica, actuando como respaldo financiero que se emplea para hacer frente a posibles incumplimientos.
  • Fianzas: se refiere a un compromiso financiero respaldado por una entidad de fianzas, en la que dicha entidad asume la responsabilidad económica si la persona no cumple con sus compromisos.
  • Avales: una tercera parte se compromete a cumplir con las obligaciones del involucrado en caso de que este último no las cumpla.
  • Hipotecas: en ciertos casos, se pueden emplear bienes raíces como garantía, estableciendo una hipoteca sobre esos activos para respaldar la obligación.

Caución penal

El Código Nacional de Procedimientos Penales de México establece las bases para la imposición de medidas cautelares con el objetivo de asegurar la presencia del imputado en el procedimiento, garantizar la seguridad de la víctima u ofendido, o evitar la obstaculización del proceso judicial.

En el artículo 153 se menciona que la caución debe ser impuesta mediante resolución judicial y por el tiempo estrictamente necesario para cumplir con los fines antes mencionados. Además, se destaca la responsabilidad de las autoridades competentes para vigilar que estas medidas se cumplan adecuadamente.

Caución civil

El artículo 9 del Código Federal de Procedimientos Civiles de México establece las reglas para el otorgamiento de caución cuando sea necesario según el código. La caución se concede conforme a las leyes aplicables. 

Si hay un temor justificado de que una parte no pueda pagar sus obligaciones a su debido tiempo, a solicitud de la parte contraria se le pedirá al tribunal que exija una garantía adecuada. Cuando la parte no proporciona la garantía, se pueden embargar bienes suficientes para asegurar el pago de las costas si es necesario.

Caución mercantil

El artículo 1168 del Código de Comercio de México establece medidas cautelares específicas para juicios mercantiles. Estas medidas incluyen la retención de persona, aplicada cuando existe el temor de que el demandado se ausente u oculte, y la retención de bienes, ordenada en situaciones donde hay temor de disposición indebida de bienes que sirven como garantía o en casos de acciones personales.

Se presume un riesgo en el caso de bienes que son fácilmente reemplazables, a menos que se garantice el monto adeudado. En el caso de bienes registrables, el juez ordenará la anotación correspondiente.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.