Cuerpo cierto

El concepto de cuerpo cierto se refiere a una cosa que tiene unas características propias y distintivas frente a otras que sean similares a esta. La diferenciación se da de forma muy clara, su individualidad se puede comprobar con certeza.

Este término es muy útil en las ventas de ciertas cosas y de los inmuebles. Esto permite que se identifiquen con claridad las cosas, y que tanto comprador como vendedor puedan estar seguros de qué tipo de cosa se está negociando.

La identificación a través del cuerpo cierto va mucho más allá de la documentación legal que certifique la procedencia y la identificación de la cosa negociada. De esta forma, se consolida como una forma adicional de validación.

El cuerpo cierto en el Código Civil

En la ley colombiana, existen varios artículos del Código Civil en el que se menciona esta figura en distintas aplicaciones, entre estos se encuentran:

  • Artículo 1607. Riesgos en la deuda de cuerpo cierto. En este precepto legal se menciona que: “El riesgo del cuerpo cierto cuya entrega se deba, es siempre a cargo del acreedor; salvo que el deudor se constituya en mora de efectuar, o que se haya comprometido a entregar una misma cosa a dos o más personas por obligaciones distintas; en cualquiera de estos casos será a cargo del deudor el riesgo de la cosa hasta su entrega”.
  • Artículo 1648. Pago de espacio o cuerpo cierto. En caso de que exista la deuda de un cuerpo cierto, la persona que hace las veces de acreedor debe recibirlo sin importar el estado en el que se encuentre, a excepción de que esté deteriorado por culpa del deudor o de personas relacionadas con este.
    • También se da la excepción cuando “los deterioros hayan sobrevenido después que el deudor se ha constituido en mora, y no provengan de un caso fortuito a que la cosa hubiese estado igualmente expuesta en poder del acreedor”.
    • Si se produce alguno de los casos mencionados, el acreedor puede pedir que se le indemnicen los perjuicios o la rescisión del contrato.
    • También se menciona que: “Si el deterioro ha sobrevenido antes de constituirse el deudor en mora, pero no por hecho o culpa suya, sino de otra persona por quien no es responsable, es válido el pago de la cosa en el estado en que se encuentre; pero el acreedor podrá exigir que se le ceda la acción que tenga su deudor contra el tercero, autor del daño”.
  • Artículo 1876. Riesgos en la venta de cuerpo cierto. El comprador es quien debe responder por la mejora, pérdida o deterioro del cuerpo cierto que se negocia, aun cuando no se haya entregado. Esto presenta la siguiente excepción: “que se venda bajo condición suspensiva y que se cumpla la condición, pues entonces, pereciendo totalmente la especie mientras pende la condición, la pérdida será del vendedor, y la mejora o deterioro pertenecerán al comprador”.
  • Artículo 1889. Venta de predio como cuerpo cierto. En caso de que un predio se vende como cuerpo cierto, ninguna de las partes involucradas puede pedir rebaja o un aumento en el precio.