Responsabilidad extracontractual

​​​​La responsabilidad extracontractual, también conocida como responsabilidad civil extracontractual, es la obligación que tiene una persona o entidad de reparar los daños o perjuicios causados a otra persona o a su propiedad debido a su conducta negligente, imprudente o ilícita, aunque no exista un contrato previo entre las partes involucradas.

En otras palabras, cuando alguien causa daño a otro debido a una acción u omisión que va en contra del deber de cuidado o de cumplimiento por un contrato, que se espera razonablemente de esa persona en una situación dada, puede incurrir en responsabilidad extracontractual. Esto significa que el responsable debe compensar a la parte afectada por los daños y perjuicios causados.

Esta figura jurídica abarca una amplia variedad de situaciones, como accidentes de tráfico, negligencia profesional, lesiones personales, daños a la propiedad, difamación, entre otros. En general, para que se establezca la responsabilidad extracontractual, deben cumplirse ciertos elementos, tales como:

  • Existencia de un daño real y demostrable.
  • Conducta negligente o ilícita por parte del responsable.
  • Relación causal entre la conducta y el daño causado.

Responsabilidad extracontractual en Chile

En Chile, la responsabilidad civil extracontractual se define como la obligación que tiene una persona de reparar o indemnizar el daño causado a otra, por la comisión de un hecho ilícito. Puede ser por hechos dolosos (fraudulentos) o culposos propios, como por hechos ajenos.

El artículo 2314 del Código Civil indica que «el que ha cometido un delito o cuasidelito que ha inferido daño a otro, es obligado a la indemnización; sin perjuicio de la pena que le impongan las leyes por el delito o cuasidelito».

El artículo 2284, en tanto, establece que «si el hecho es ilícito, y cometido con intención de dañar, constituye un delito». En tanto, si es culpable del hecho, pero fue cometido sin intención de dañar, constituye un cuasidelito.

Requisitos para establecer la responsabilidad extracontractual

Para que se configure la responsabilidad extracontractual y, en consecuencia, surja la obligación de indemnizar los daños, deben concurrir los siguientes requisitos:

  • Una acción u omisión del inculpado.
  • La imputabilidad: acción u omisión se haya efectuado por negligencia o dolo del inculpado.
  • El daño a la víctima.
  • La relación de causalidad entre el hecho imputable del inculpado y el daño sufrido por la víctima. Esto significa que el daño sufrido por la víctima debe ser consecuencia directa de la acción u omisión imputable del inculpado.
  • La capacidad del inculpado del hecho ilícito.
  • La no concurrencia de una causal de exención de responsabilidad.

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre responsabilidad contractual y extracontractual?

El Código Civil fija dos tipos de responsabilidad: el de responsabilidad contractual y el de responsabilidad extracontractual (delictual o cuasidelictual). Ambos tipos comparten el mismo fin: dar lugar a una acción civil de indemnización de perjuicios, que persigue la reparación económica de los daños sufridos por los actos de un tercero.

En la responsabilidad contractual, los perjuicios que se pretenden indemnizar derivan de la infracción de un contrato, mientras que, en la responsabilidad extracontractual, los daños resultan de la infracción a un deber general de cuidado que las personas deben atender y responsabilizarse.

¿Requisitos para demandar por responsabilidad extracontractual?

La demanda de responsabilidad civil extracontractual se debe presentar ante el juzgado civil correspondiente al domicilio de la persona demandada o inculpada. Su tramitación se regirá por las normas del procedimiento ordinario y requerirá del patrocinio de un abogado(a) habilitado para el ejercicio de la profesión por la Corte Suprema.

El plazo que fija la ley para iniciar acciones judiciales en tribunales por responsabilidad extracontractual es de cuatro años, desde el momento en que se realizó el acto que generó el daño.

¿Qué es el trámite de asesoría jurídica para demandar por responsabilidad extracontractual?

Permite solicitar orientación y asesoría jurídica ante la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ) para demandar una indemnización de perjuicios por responsabilidad civil extracontractual, a toda persona que, como consecuencia de un hecho doloso o culposo realizado por una tercera persona, haya sufrido un daño que debiera repararse.

En caso de orientación e información, la CAJ entrega el servicio de forma gratuita a todas las personas naturales.

En caso de necesidad de patrocinio o firma de un abogado(a) y la tramitación del juicio correspondiente, la CAJ entrega apoyo gratuito a personas que cumplan con los criterios socioeconómicos o que pertenezcan a grupos definidos como vulnerables.