Moroso

El moroso es una persona o entidad que ha incurrido en mora, es decir, que no ha cumplido con sus obligaciones de pago en el plazo establecido. La morosidad implica un retraso en el cumplimiento de las obligaciones financieras, como el no pago de deudas, facturas, préstamos, tarjetas de crédito u otros compromisos económicos en la fecha acordada.

El término moroso se asocia comúnmente con la falta de pago o el retraso en el cumplimiento de obligaciones financieras, lo que puede tener consecuencias legales y financieras, como la aplicación de intereses moratorios, penalizaciones, la afectación de la calificación crediticia, o incluso medidas legales para recuperar la deuda en caso de morosidad persistente.

En el contexto financiero y crediticio, la condición de moroso puede tener impactos negativos en la capacidad de una persona o entidad para obtener crédito en el futuro, ya que los prestamistas y acreedores suelen evaluar el historial de pagos al considerar la aprobación de nuevos préstamos o líneas de crédito.

Moroso en Chile

En Chile, un moroso es aquel deudor que no ha cumplido a tiempo sus obligaciones vencidas. Es decir, la condición de moroso se adquiere una vez que una obligación no es afrontada.

El término moroso suele emplearse para designar a quien paga más tarde de lo acordado o mantiene deudas vencidas. Los deudores morosos pueden ser personas naturales o jurídicas. Los efectos de la morosidad se regulan en el Código Civil, así como en el contrato que regule la obligación incumplida.

El artículo 1551 del Código Civil expresa:

“El deudor está en mora,

1º. Cuando no ha cumplido la obligación dentro del término estipulado, salvo que la ley en casos especiales exija que se requiera al deudor para constituir en mora;

2º. Cuando la cosa no ha podido ser dada o ejecutada sino dentro de cierto espacio de tiempo, y el deudor lo ha dejado pasar sin darla o ejecutarla;

3º. En los demás casos, cuando el deudor ha sido judicialmente reconvenido por el acreedor”.

Recuperación de la deuda

Al respecto, el artículo 1153 del Código Civil señala “si la obligación es de hacer y el deudor se constituye en mora, podrá pedir el acreedor, junto con la indemnización de la mora, cualquiera de estas tres cosas, a elección suya:

1ª. Que se apremie al deudor para la ejecución del hecho convenido;

2ª. Que se le autorice a él mismo para hacerlo ejecutar por un tercero a expensas del deudor;

3ª. Que el deudor le indemnice de los perjuicios resultantes de la infracción del contrato”.

Para que la morosidad se presente, la persona que acusa o presenta morosidad necesita de un documento contractual (contrato, factura, cheque y cualquier documento de cobro general) donde vengan reflejadas las condiciones y fechas de pago y cobro entre las partes. Por ello, no podemos decir que cualquier sujeto que no afronte sus obligaciones es moroso.

Certificado de deuda

El certificado de deuda permite conocer de manera gratuita las deudas que personas o entidades tienen con el sistema financiero. Se actualiza semanalmente, con un desfase de 11 a 16 días respecto de la fecha en que se realiza la consulta, y puede solicitarse durante todo el año en línea.

Para hacerlo, se debe ingresar al sitio web de ChileAtiende. Hacer clic en “obtener informe”, e ingresar la ClaveÚnica. Se obtendrá el documento de manera inmediata.