Reconvención

La reconvención es un término jurídico que hace referencia a la acción legal por la cual el demandado en un proceso judicial presenta su propia demanda contra el demandante en respuesta a la demanda original. En otras palabras, es una contrademanda presentada por la parte demandada como parte del mismo proceso legal.

La reconvención permite que todas las disputas relacionadas con el asunto en cuestión se resuelvan en un solo procedimiento legal, lo que contribuye a la eficiencia del proceso judicial. La presentación de una reconvención generalmente sigue los mismos procedimientos que una demanda ordinaria y debe estar relacionada con el mismo conjunto de hechos o transacciones que dieron origen a la demanda original.

La reconvención puede abordar temas relacionados con el caso principal o presentar nuevas afirmaciones y solicitudes. En el proceso legal, tanto la demanda original como la reconvención son consideradas y resueltas por el tribunal en una misma acción judicial.

Reconvención en Chile

En Chile, la reconvención ha sido definida «la demanda del demandado mediante la cual se introduce una nueva pretensión».

Para la doctrina se trata «del tercer modo de defensa del demandado», definiéndose como «aquel acto jurídico procesal del demandado, por el cual ejerce una pretensión directa en contra del demandante en el juicio» (Orellana, Fernando; Manual de Derecho Procesal 2; p. 219).

Entre otras normativas, la reconvención está regulada en el artículo 314 del Código de Procedimiento Civil, que señala “si el demandado reconviene al actor, deberá hacerlo en el escrito de contestación, sujetándose a las disposiciones de los artículos 254 y 261; y se considerará, para este efecto, como demandada la parte contra quien se deduzca la reconvención”.

El artículo 316, por su parte, expresa que “la reconvención se substanciará y fallará conjuntamente con la demanda principal (…)”.

En tanto, también encontramos legislación detallada en el artículo 58 de la Ley 19.968 que Crea los Tribunales de Familia y que señala:

“Contestación de la demanda y demanda reconvencional: El demandado deberá contestar la demanda por escrito, con al menos cinco días de anticipación a la fecha de realización de la audiencia preparatoria. Si desea reconvenir, deberá hacerlo de la misma forma, conjuntamente con la contestación de la demanda y cumpliendo con los requisitos establecidos en el artículo anterior. Deducida la reconvención, el tribunal conferirá traslado al actor, quien podrá contestar por escrito, u oralmente, en la audiencia preparatoria.

En casos calificados, el juez, por resolución fundada, podrá autorizar al demandado a contestar y reconvenir oralmente, de todo lo cual levantará acta de inmediato, asegurando que la actuación se cumpla dentro del plazo legal y llegue oportunamente a conocimiento de la otra parte. La reconvención continuará su tramitación conjuntamente con la cuestión principal”.

En virtud de este artículo, se puede concluir las siguientes reglas respecto a la reconvención:

Momento para reconvenir

  • El demandado tiene dos oportunidades para reconvenir:
    • Por escrito, conjuntamente con la contestación de la demanda, a más tardar con cinco días de anticipación a la celebración de la audiencia preparatoria.
    • De manera excepcional, el juez podrá autorizar al demandado a contestar la demanda y reconvenir verbalmente, de todo lo cual se levantará acta de inmediato, asegurando que la actuación se cumpla dentro del plazo señalado y que llegue oportunamente a conocimiento de la otra parte.

Requisitos de procedencia

Los mismos de la demanda (requisitos del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil).

Defensa del demandado reconvencional:

  1. Puede contestar la demanda reconvencional por escrito.
  2. Puede contestar la demanda oralmente en la audiencia preparatoria.

Tramitación de la reconvención

La reconvención se tramitará conjuntamente con la cuestión principal.