¿El usufructo se hereda?

El usufructo no se hereda, ya que es un derecho personalísimo que se extingue con la muerte del usufructuario. Al fallecer el usufructuario, el usufructo se extingue automáticamente y los derechos de uso y disfrute del bien vuelven al nudo propietario, quien entonces adquiere el pleno dominio de la propiedad.

Existen situaciones específicas en las que el usufructo puede estar constituido a favor de múltiples personas o ser transmitido por un plazo determinado. Sin embargo, en caso de muerte del usufructuario individual, su derecho de usufructo no puede ser transferido a sus herederos.

Conceptos relacionados