¿Qué diferencia hay entre nuda propiedad y usufructo?

La diferencia entre nuda propiedad y usufructo radica en los derechos y obligaciones que cada uno de estos conceptos jurídicos confiere a las partes involucradas en la propiedad de un bien.

La nuda propiedad es el derecho de propiedad que se tiene sobre un bien, pero sin la posibilidad de usarlo ni disfrutar de sus frutos o beneficios. El titular de la nuda propiedad posee el título del bien y tiene el derecho de recuperar el pleno dominio del mismo una vez que se extinga el usufructo. En otras palabras, el nudo propietario es el dueño del bien, pero no puede utilizarlo ni obtener ingresos de él hasta que termine el usufructo.

Por otro lado, el usufructo es el derecho de una persona (usufructuario) a usar y disfrutar de un bien ajeno, es decir, a recibir los frutos y beneficios que este genere, como si fuera el propietario, pero sin tener la titularidad del bien. El usufructuario tiene la obligación de conservar el bien y no puede disponer de su nuda propiedad. El usufructo puede ser vitalicio o por un periodo determinado, y se extingue, entre otras causas, por la muerte del usufructuario, el cumplimiento del plazo establecido o la renuncia del derecho.

En resumen, la nuda propiedad y el usufructo son dos derechos sobre un mismo bien: el nudo propietario tiene el título de propiedad pero no puede usar el bien ni obtener beneficios de él, mientras que el usufructuario tiene el derecho de uso y disfrute del bien pero no posee la propiedad del mismo.

Conceptos relacionados