¿Qué tipos de embargo existen?

En Chile, existen varios tipos de embargo que pueden aplicarse dependiendo de la naturaleza de la deuda y del proceso judicial. Los principales tipos de embargo son:

  1. Embargo preventivo: es una medida cautelar que se solicita antes de que se dicte una sentencia definitiva, con el objetivo de asegurar el cumplimiento de una eventual condena. Se utiliza para prevenir que el deudor disponga de sus bienes y así garantizar el pago de la deuda. Se solicita al inicio o durante el proceso judicial, y el juez decide su procedencia basado en la verosimilitud del derecho del acreedor y el riesgo de que el deudor no cumpla con la eventual sentencia.
  2. Embargo ejecutivo: es el embargo que se ordena una vez que existe un título ejecutivo (como una sentencia judicial, un pagaré, o una letra de cambio) que acredita una deuda líquida y exigible. Se solicita después de haber obtenido un título ejecutivo. El juez ordena la medida para proceder al remate de los bienes embargados y así satisfacer la deuda.
  3. Embargo definitivo: se ejecuta tras una sentencia definitiva que ordena el pago de una deuda. Este embargo tiene como objetivo hacer efectiva la sentencia mediante la venta en subasta pública de los bienes embargados. Se decreta después de la sentencia definitiva en un proceso ejecutivo o cuando se convierte un embargo preventivo en definitivo.
  4. Embargo de bienes muebles: afecta a bienes muebles del deudor, tales como vehículos, maquinaria, equipos electrónicos, y otros bienes personales no esenciales. Puede ser solicitado en cualquier tipo de embargo si los bienes muebles son suficientes para cubrir la deuda.
  5. Embargo de bienes inmuebles: afecta a propiedades inmobiliarias del deudor, como terrenos, casas, departamentos, o locales comerciales. Se solicita cuando los bienes muebles no son suficientes para cubrir la deuda o si se pretende garantizar de manera más efectiva el cumplimiento de la obligación.
  6. Embargo de créditos y derechos: afecta a los créditos que el deudor tenga a su favor, como cuentas por cobrar, derechos sobre contratos, o ingresos futuros. Se puede solicitar cuando existen créditos o derechos realizables que pueden ser embargados para cubrir la deuda.

Cada tipo de embargo tiene sus propios procedimientos y requisitos legales, y su aplicación dependerá de las circunstancias específicas del caso y de la naturaleza de los bienes del deudor.

Conceptos relacionados