¿Cuál es el orden de embargo por deudas?

En Chile, el orden de embargo por deudas está regulado por el Código de Procedimiento Civil y establece un orden de prelación sobre los bienes que pueden ser embargados para satisfacer una deuda. Este orden es importante para garantizar que se respeten ciertos bienes esenciales del deudor y se proceda de manera justa:

  1. Dinero en efectivo y depósitos bancarios. Se embarga primero el dinero en efectivo que el deudor tenga en su poder o en cuentas bancarias. Esto se debe a que el dinero es un bien fácilmente liquidable y con el cual se puede satisfacer inmediatamente la deuda.
  2. Créditos y derechos realizables en el acto. Incluye créditos a cobrar, bonos, acciones, y otros valores que se puedan hacer efectivos de inmediato.
  3. Bienes muebles no esenciales. Se embargan los bienes muebles que no sean considerados esenciales para el deudor o su familia, como vehículos, maquinaria, equipos electrónicos, entre otros.
  4. Bienes inmuebles no destinados a vivienda principal. Se procede al embargo de propiedades inmobiliarias del deudor que no sean su vivienda principal, como terrenos, locales comerciales, segundas viviendas, etc.
  5. Bienes muebles esenciales y herramientas de trabajo. Aunque la ley protege ciertos bienes necesarios para el desempeño laboral del deudor, estos pueden ser embargados en última instancia y con restricciones, asegurando que no se impida al deudor seguir ejerciendo su trabajo.
  6. Vivienda principal del deudor. La vivienda principal del deudor es el último bien a embargar, y solo se hace en casos excepcionales cuando no existen otros bienes suficientes para satisfacer la deuda.

Es importante notar que ciertos bienes están protegidos y no pueden ser embargados, tales como los utensilios domésticos básicos, ropa, alimentos, y herramientas indispensables para el trabajo del deudor.

Conceptos relacionados