¿Cómo se puede evitar un embargo?

Para evitar un embargo en Chile, es importante tomar medidas preventivas y actuar rápidamente una vez que se tiene conocimiento de la posible existencia de una deuda que pueda derivar en esta situación.

Algunas de las acciones que pueden ayudar a evitar un embargo son:

  1. Antes de que se inicie un proceso judicial, es recomendable intentar negociar con el acreedor para llegar a un acuerdo de pago. Esto puede incluir la reestructuración de la deuda, la concesión de plazos adicionales o la reducción del monto adeudado.
  2. Si es posible, lo más efectivo es pagar la deuda en su totalidad. De esta manera, se evita cualquier acción judicial que pueda derivar en un embargo.
  3. Si se ha iniciado un proceso judicial, se puede solicitar al tribunal la suspensión del procedimiento presentando una oferta de pago o proponiendo una solución viable para liquidar la deuda.
  4. En algunos casos, se puede presentar una oposición al embargo o interponer recursos legales si se considera que el embargo es injusto o improcedente. Es fundamental contar con la asesoría de un abogado para determinar la mejor estrategia legal.
  5.  Para personas naturales, la Ley N° 20.720 permite acogerse a un procedimiento concursal de renegociación o liquidación (Ley de Insolvencia y Reemprendimiento). Este proceso ofrece una protección judicial y la posibilidad de reorganizar las deudas bajo condiciones más favorables.
  6. Conocer qué bienes están protegidos por la ley y asegurarse de que no se utilicen de manera que puedan ser confundidos con el patrimonio general del deudor. Bienes como utensilios domésticos básicos, ropa, alimentos, y herramientas indispensables para el trabajo del deudor están protegidos por el artículo 445 del Código de Procedimiento Civil.

Estas acciones pueden ayudar a evitar un embargo y sus consecuencias, pero es crucial actuar con prontitud y buscar asesoría legal especializada para evaluar la mejor opción según las circunstancias específicas del caso.

Conceptos relacionados