Partición de herencia

La partición de herencia es el proceso legal mediante el cual se distribuyen los bienes y derechos de una herencia entre los herederos. Este procedimiento puede realizarse de manera judicial o extrajudicial, y su objetivo es otorgar a cada heredero la parte que le corresponde según las disposiciones testamentarias o la ley.
Ideas clave
  • En Argentina, la partición de herencia se regula principalmente por los artículos 2363 a 2423 del Código Civil y Comercial de la Nación.
  • La partición de herencia puede solicitarse en cualquier momento después de aprobado el inventario y avalúo de los bienes, con posibilidad de postergación si afecta el valor.
  • En Argentina, la partición de la herencia se realiza ante un juez cuando hay desacuerdo entre los herederos o si hay herederos incapaces, con capacidad restringida o ausentes.
  • La distribución de la herencia se lleva a cabo de manera extrajudicial cuando los herederos están de acuerdo en la distribución y se formaliza ante un escribano público.
  • En partición extrajudicial, los herederos firman ante un escribano; en la judicial, un juez dicta una sentencia.
  • La partición de herencia implica hacer un inventario y valorar todos los bienes, derechos y deudas del causante, notificando a los herederos e interesados.
  • En Argentina, todas las deudas y cargas del causante deben pagarse antes de repartir los bienes entre los herederos.
  • Para llevar a cabo la partición de la herencia, los bienes se distribuyen en especie si es posible, o se venden y el dinero resultante se reparte entre los herederos.
  • La partición puede ser impugnada por vicios como dolo, error o violencia, solicitando su nulidad judicialmente.
  • En Argentina, los costos de partición incluyen honorarios legales, gastos notariales, y potencialmente peritos o tasadores, además de tasas judiciales si se realiza judicialmente.

¿Qué es la partición de herencia?

La partición de herencia es el proceso mediante el cual se distribuyen los bienes y derechos de una persona fallecida (denominada causante) entre sus herederos. Este procedimiento asegura que cada heredero reciba la parte que le corresponde, ya sea según las disposiciones del testamento del causante o conforme a las leyes de sucesión ab intestato (sin testamento).

¿Dónde se regula la partición de herencia en Argentina?

En Argentina, la partición de herencia se regula principalmente por el Código Civil y Comercial de la Nación, especialmente en los artículos 2363 a 2423.

Estos artículos establecen las normas sobre la administración de la herencia, la división de bienes, y las obligaciones y derechos de los herederos.

La partición puede ser solicitada en todo tiempo después de aprobados el inventario y avalúo de los bienes.

Sin embargo, cualquiera de los copartícipes puede pedir que la partición se postergue total o parcialmente por el tiempo que fije el juez si su realización inmediata puede redundar en perjuicio del valor de los bienes indivisos.

Artículo 2365 del Código Civil y Comercial de la Nación

Tipos de partición de herencia

  • Judicial: se realiza cuando los herederos no llegan a un acuerdo sobre la distribución de los bienes o cuando existe algún conflicto entre ellos. Este proceso se lleva a cabo ante un juez, quien toma las decisiones necesarias para resolver la controversia y dictar la partición.

La partición debe ser judicial:

a) si hay copartícipes incapaces, con capacidad restringida o ausentes;

b) si terceros, fundándose en un interés legítimo, se oponen a que la partición se haga privadamente;

c) si los copartícipes son plenamente capaces y no acuerdan en hacer la partición privadamente.

Artículo 2371 del Código Civil y Comercial de la Nación

  • Extrajudicial: se lleva a cabo cuando todos los herederos están de acuerdo en cómo se deben repartir los bienes del causante. Este tipo de partición se formaliza ante un escribano público y generalmente es un proceso más rápido y menos costoso que el judicial.

Si todos los copartícipes están presentes y son plenamente capaces, la partición puede hacerse en la forma y por el acto que por unanimidad juzguen convenientes. La partición puede ser total o parcial.

Artículo 2369 del Código Civil y Comercial de la Nación

Etapas de la partición de herencia

  • Inventario y avalúo: consiste en elaborar una lista detallada de todos los bienes, derechos y deudas del causante, y determinar su valor.

El inventario debe hacerse con citación de los herederos, acreedores y legatarios cuyo domicilio sea conocido.

El inventario debe ser realizado en un plazo de tres meses desde que los acreedores o legatarios hayan intimado judicialmente a los herederos a su realización.

Artículo 2341 del Código Civil y Comercial de la Nación

 

La valuación debe hacerse por quien designen los copropietarios de la masa indivisa, si están de acuerdo y son todos plenamente capaces o, en caso contrario, por quien designa el juez, de acuerdo a la ley local. El valor de los bienes se debe fijar a la época más próxima posible al acto de partición.

Artículo 2343 del Código Civil y Comercial de la Nación

  • Liquidación de deudas: antes de repartir los bienes entre los herederos, se deben pagar todas las deudas y cargas que haya dejado el causante.
  • Adjudicación: una vez pagadas las deudas, se distribuyen los bienes entre los herederos según lo estipulado en el testamento o conforme a las reglas de sucesión ab intestato. Los bienes pueden adjudicarse en especie (es decir, los propios bienes) o, si es necesario, se pueden vender para repartir el dinero resultante.

Si es posible dividir y adjudicar los bienes en especie, ninguno de los copartícipes puede exigir su venta.

En caso contrario, se debe proceder a la venta de los bienes y a la distribución del producto que se obtiene. También puede venderse parte de los bienes si es necesario para posibilitar la formación de los lotes.

Artículo 2374 del Código Civil y Comercial de la Nación

  • Formalización: en el caso de una partición extrajudicial, los herederos firman la escritura de partición ante un escribano público. En la partición judicial, el juez emite una sentencia que detalla cómo se deben repartir los bienes.

Preguntas frecuentes sobre la partición de herencia

  • ¿Se puede impugnar una partición de herencia?: Sí, la partición de herencia puede impugnarse si se demuestra que hubo vicios en el consentimiento, como dolo, error o violencia. En estos casos, el heredero afectado puede solicitar la nulidad de la partición ante el juez competente.
  • ¿Es obligatorio contar con un abogado para realizar la partición de herencia?: En una partición extrajudicial, no es obligatorio contar con un abogado, aunque sí es altamente recomendable para asegurar que todos los procedimientos se realicen conforme a la ley. En una partición judicial, es necesario contar con representación legal.
  • ¿Qué ocurre si hay bienes indivisibles?: Cuando hay bienes indivisibles (por ejemplo, una casa), estos pueden adjudicarse a un solo heredero, quien debe compensar a los demás en dinero o en otros bienes. Si no hay acuerdo, el juez puede ordenar la venta del bien y repartir el dinero resultante entre los herederos.
  • ¿Cuáles son los costos asociados a la partición de herencia?: Los costos pueden variar dependiendo de si la partición es judicial o extrajudicial. En general, los costos incluyen honorarios de abogados, gastos notariales, y en algunos casos, costos de peritos o tasadores. En una partición judicial, también se deben considerar las tasas judiciales.

Conclusión

La partición de herencia es un proceso crucial para garantizar que los bienes de una persona fallecida se distribuyan de manera justa y equitativa entre sus herederos. Entender sus etapas y los requisitos legales puede ayudar a evitar conflictos y asegurar una transición ordenada de los bienes del causante.

Para obtener asesoramiento específico y asegurar el cumplimiento de todos los requisitos legales, es recomendable consultar con un abogado especializado en derecho sucesorio.

Categorías: Derecho Civil