Subasta pública

Una subasta pública se refiere al proceso en el cual se enajenan bienes, ya sean muebles o inmuebles, y los participantes compiten entre sí por el bien en cuestión. El ganador es aquel que presenta la oferta más elevada.

Estas subastas suelen asociarse principalmente con aquellas llevadas a cabo por entidades gubernamentales, es decir, del sector público como agencias tributarias, institutos de recaudación, ayuntamientos, entre otros, y pueden realizarse de manera presencial o a través de plataformas en línea.

El propósito de una subasta pública puede ser la disposición de bienes embargados, confiscados o provenientes de herencias sin herederos identificados.

Organización

La Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público de México, en su artículo 52, establece que el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado tiene la responsabilidad de realizar el procedimiento de subasta pública, ya sea de forma electrónica o presencial. Este proceso debe llevarse a cabo en un plazo máximo de 10 días hábiles a partir de la publicación de la convocatoria. Es decir, el Instituto asume el papel de subastador, encargado de administrar y enajenar los bienes del sector público mediante el sistema de subasta.

Procedimiento

El artículo 53 de la Ley antes mencionada detalla el procedimiento que el Instituto seguirá en la realización de subastas. Este proceso se llevará a cabo de la siguiente manera:

  1. El Instituto deberá exhibir el bien que será objeto de la subasta a través de medios electrónicos, proporcionando una descripción detallada del mismo.
  2. El Instituto establecerá un período mínimo de 240 horas durante el cual los postores podrán realizar sus ofertas mediante medios electrónicos, siguiendo el formato que el propio Instituto determine para tal efecto.
  3. Durante el desarrollo de la subasta, los interesados tendrán la posibilidad de mejorar sus ofertas, siempre que lo manifiesten por escrito a través de medios electrónicos autenticados mediante controles de seguridad.
  4. Al concluir el período designado por el Instituto para la subasta, el bien se adjudicará a la oferta que presente las mejores condiciones en términos de precio y oportunidad. La elección se realizará considerando el tipo específico de subasta que se haya seguido.

Asimismo, este artículo también indica que las bases contendrán información sobre el tipo de subasta, las instrucciones para presentar ofertas de compra y los requisitos documentales necesarios.

Coherencia

El artículo 54 establece que, sin menoscabo de las disposiciones contempladas en los Capítulos I y III de este Título referentes al procedimiento de enajenación y venta, se aplicarán a la subasta las normativas pertinentes a la licitación pública en aquellas áreas que no contradigan su regulación específica.

Esto significa que, a pesar de tener un proceso específico para las subastas, se deben tener en cuenta ciertos aspectos de las normativas de licitación pública que sean aplicables y no entren en conflicto con las reglas establecidas para la subasta en cuestión. Es decir, que algunas pautas generales mencionadas en esta Ley para la enajenación de bienes también pueden ser relevantes para las subastas.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.