Moroso

El término moroso define a aquella persona que no cumple con sus obligaciones a su vencimiento. Esto quiere decir que son personas que tardan más de lo acordado en realizar el pago de sus deudas, o que se pasan del tiempo límite para realizar su pago.

Según sea el caso y el tipo de incumplimiento, pueden existir algunas sanciones. Por ejemplo, para el año 2023 la Secretaría de Hacienda comunicó que aquellos ciudadanos con deudas en sus impuestos que sobrepasan los 6 meses o los 5 SMMLV contarían con un reporte en el Boletín de Deudores Morosos del Estado.

Derechos y consecuencias de los morosos

El hecho de que una persona pueda considerarse morosa no le niega algunos derechos, estos deben tenerse en cuenta por parte de acreedor y las instituciones. Entre estos se encuentran:

  1. Acoso. El acreedor no puede acosar al deudor para exigir el pago de la deuda, ni amenazar como método para obtener su dinero. Todo cobro pre jurídico debe carecer de presión y hacerse de una manera formal.
  2. Régimen de insolvencia económica. En algunas situaciones particulares, el moroso puede someterse a este régimen para que se pueda realizar un acuerdo entre las dos partes y la deuda pueda extinguirse sin ningún inconveniente.

Así como cuentan con derechos que deben ser respetados, la morosidad tiene consecuencias variadas, según con quién se haya pactado lo incumplido. La persona puede llegar a formar parte de una lista de morosos si se cumplen las condiciones que establece la ley. Esto afecta el acceso a diversos financiamientos bancarios, la contratación de ciertos servicios como el internet.

En el Código de Comercio de Colombia se encuentra el artículo 397 que lleva como título “Medidas contra accionistas morosos en el pago de cuotas de acciones suscritas”. En este se dice que: “Cuando un accionista esté en mora de pagar las cuotas de las acciones que haya suscrito, no podrá ejercer los derechos inherentes a ellas. Para este efecto, la sociedad anotará los pagos efectuados y los saldos pendientes”.

En caso de que la sociedad cuente con obligaciones vencidas por parte de sus accionistas, se pueden utilizar varias herramientas como: elección de la junta directiva, vender las acciones del moroso, ir a cobro judicial o “a imputar las sumas recibidas a la liberación del número de acciones que correspondan a las cuotas pagadas, previa deducción de un veinte por ciento a título de indemnización de perjuicios, que se presumirán causados”.

Tipos de morosos

Según las condiciones y motivos que lleven a la persona al incumplimiento del pago pueden ser:

  • Fortuito. El motivo para el incumplimiento se debe a la falta de liquidez. Esto puede resolverse con un refinanciamiento de la deuda.
  • Circunstanciales. Un motivo externo genera problemas para efectuar el pago. Cuando esta situación cese, el pago va a hacerse.
  • Intencionales. Tienen toda la capacidad financiera y circunstancial para pagar, pero no tienen intención de hacerlo. Generan un retraso intencional en el pago buscando no cumplir con este.
  • Desorganizados. No tienen claridad frente a las fechas límite para los pagos de sus obligaciones. Esto puede ser debido a una mala gestión financiera o el desconocimiento.
  • Negligentes. Personas a las que les falta gestión en sus obligaciones, pero que también se niegan a ejecutar los pagos de sus deudas.