Asesinato

El asesinato es un delito que consiste en quitar la vida a otra persona de manera intencional y con premeditación, alevosía, ensañamiento, o por precio. Es una forma agravada del homicidio y se encuentra regulado en el Código Penal, con penas severas debido a la gravedad del acto.
Ideas clave
  • En Chile, el asesinato está regulado en el artículo 391 del Código Penal, que establece las circunstancias agravantes y las penas correspondientes.
  • El asesinato incluye la premeditación que implica la planificación anticipada del acto de matar y la alevosia, ensañamiento o recompensa económica.
  • El asesinato en Chile se castiga con presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado, dependiendo de las circunstancias.
  • El homicidio simple implica matar a otra persona sin circunstancias agravantes, y generalmente tiene una pena menor que el asesinato.
  • En Chile, el asesinato incluye circunstancias agravantes y se sanciona con penas más severas. La pena es presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado.
  • La jurisprudencia chilena evalúa cuidadosamente las circunstancias específicas para diferenciar entre homicidio simple y asesinato.

¿Qué es el asesinato?

El asesinato es un delito grave que implica la privación de la vida de una persona bajo circunstancias específicas que agravan el hecho en comparación con un homicidio simple.

Estas circunstancias incluyen la premeditación, la alevosía, el ensañamiento o la motivación económica. Es uno de los delitos más severamente castigados en el ordenamiento jurídico chileno debido a la naturaleza de los actos y las intenciones del autor.

¿Dónde se regula el asesinato en Chile?

El asesinato está regulado en el Código Penal de Chile, específicamente en el artículo 391. Este artículo establece las circunstancias que deben concurrir para que un homicidio se considere asesinato y las penas correspondientes.

El que mate a otro y no esté comprendido en los artículos 390, 390 bis y 390 ter, será penado:

1.° Con presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo, si ejecutare el homicidio con alguna de las circunstancias siguientes:

Primera.- Con alevosía.

Segunda.- Por premio o promesa remuneratoria, o por beneficio económico o de otra naturaleza en provecho propio o de un tercero.

Tercera.- Por medio de veneno.

Cuarta.-  Con ensañamiento, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor al ofendido.

Quinta.-  Con premeditación conocida.

2.º Con presidio mayor en su grado medio a máximo en cualquier otro caso.

Artículo 391 del Código Penal de Chile

Circunstancias que agravan el homicidio a asesinato

  1. Premeditación: esta circunstancia implica que el autor del delito ha planificado con antelación el acto de matar. No es un acto impulsivo o resultante de una confrontación espontánea, sino que ha sido meditado y decidido con anterioridad.
  2. Alevosía: se refiere a actuar con ventaja sobre la víctima, de manera que ésta no pueda defenderse. La alevosía puede manifestarse a través del uso de métodos que aseguren la ejecución del delito sin riesgo para el autor.
  3. Ensañamiento: esta circunstancia se da cuando el autor del delito aumenta deliberadamente el sufrimiento de la víctima de manera innecesaria para lograr su muerte. Es una forma de crueldad extrema que busca prolongar el dolor.
  4. Recompensa o promesa remuneratoria: cuando el asesinato se comete a cambio de una compensación económica o cualquier otra forma de retribución. Esto implica una motivación lucrativa detrás del acto criminal.

Pena del asesinato en Chile

El asesinato en Chile se castiga con presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado, dependiendo de las circunstancias específicas del caso. La severidad de la pena refleja la gravedad del delito y el grado de reprochabilidad de la conducta delictiva.

Diferencias entre homicidio y asesinato

Es crucial distinguir entre homicidio y asesinato, ya que ambos términos, aunque relacionados, no son sinónimos y tienen implicaciones legales distintas.

  1. Homicidio simple: es la acción de causar la muerte de otra persona sin las circunstancias agravantes que califican el acto como asesinato. Puede ser voluntario o involuntario y, en algunos casos, puede implicar una menor pena que el asesinato.
  2. Asesinato: incluye las circunstancias agravantes mencionadas anteriormente (premeditación, alevosía, ensañamiento o recompensa). Debido a estas agravantes, el asesinato se considera más grave y, por lo tanto, se sanciona con penas más severas.

Jurisprudencia y casos relevantes

La jurisprudencia chilena ha abordado numerosos casos de asesinato, destacando la importancia de las circunstancias específicas en la determinación de la pena. En algunos casos, los tribunales han evaluado cuidadosamente la presencia de premeditación, alevosía o ensañamiento para diferenciar entre homicidio simple y asesinato.

Ejemplo de jurisprudencia relevante

En un fallo de la Corte Suprema de Chile, se consideró un caso donde el acusado fue condenado por asesinato debido a la existencia de alevosía, al haber atacado a la víctima de manera sorpresiva y sin posibilidad de defensa.

La sentencia reafirmó la importancia de las circunstancias agravantes en la calificación del delito y la imposición de una pena acorde con la gravedad del acto.

Conclusión

El asesinato, regulado por el Código Penal chileno, es un delito extremadamente grave que se distingue del homicidio simple por la presencia de circunstancias agravantes como la premeditación, alevosía, ensañamiento o motivación económica. Estas características no solo definen la naturaleza del delito, sino que también influyen directamente en la severidad de la pena impuesta.

La jurisprudencia chilena ha subrayado consistentemente la importancia de estas circunstancias en la calificación del delito, asegurando que los perpetradores enfrenten las consecuencias legales adecuadas por sus actos.

Categorías: Delitos,Derecho Penal