Separación legal en Arizona

La separación legal es un proceso judicial donde una pareja casada obtiene una orden judicial que detalla los derechos y deberes de cada cónyuge mientras viven separados, sin disolver el matrimonio. Incluye decisiones sobre manutención, custodia de hijos, visitas y distribución de bienes.
Ideas clave
  • La separación legal proporciona una alternativa al divorcio, permitiendo que la pareja permanezca legalmente casada mientras viven por separado.
  • En Arizona, la separación legal, se regula por el Título 25 de los Estatutos Revisados de Arizona, con disposiciones específicas en los artículos 25-313 y 25-314.
  • Para llevar a cabo la separación legal en Arizona es necesario que al menos uno de los cónyuges resida o haya residido en el estado los últimos 90 días.
  • El procedimiento para solicitar la separación legal incluye presentar una petición ante el tribunal, notificar al otro cónyuge, responder a la petición y asistir a una audiencia si hay desacuerdos.
  • La separación legal establece disposiciones relacionadas con la custodia, visitas y manutención de los hijos, basadas en el mejor interés del niño y las pautas estatales.
  • En Arizona, con la separación legal el tribunal divide los bienes y deudas comunitarias de manera equitativa e impone una manutención del cónyuge dependiendo de las necesidades de cada parte.
  • El tribunal, ante una separación legal puede emitir órdenes temporales para regular aspectos como quién permanece viviendo en la casa familiar.
  • La separación legal puede terminarse o convertirse en divorcio si cualquiera de los cónyuges lo solicita en el futuro, siguiendo los procedimientos establecidos por la ley de Arizona.

¿Qué es la separación legal?

La separación legal es una alternativa al divorcio en Arizona que permite a las parejas vivir por separado sin terminar formalmente su matrimonio. Es un proceso que se lleva a cabo a través del sistema judicial y puede incluir disposiciones sobre la manutención del cónyuge, la custodia de los hijos, y la división de los bienes.

¿Dónde se regula la separación legal en Arizona?

La separación legal en Arizona está regulada por el Título 25 de los Estatutos Revisados de Arizona (Arizona Revised Statutes), específicamente en los artículos 25-313 y 25-314.

A. El tribunal dictará un decreto de separación legal si encuentra cada uno de los siguientes:

1. Que una de las partes, al momento de iniciarse la acción, tenía su domicilio en este estado o estaba destinado en este estado mientras era miembro de las fuerzas armadas.

2. Las disposiciones de conciliación de la sección 25-381.09 y las disposiciones del artículo 5 de este capítulo no aplican o se han cumplido.

3. El matrimonio se rompe irremediablemente según lo prescrito en la sección 25-312 o una o ambas partes desean vivir separadas y separadas.

4. Si el matrimonio es de pacto, cualquiera de las causales prescritas en la sección 25-904.

5. La otra parte no se opone al decreto de separación legal. Si la otra parte objeta un decreto de separación legal, al cumplir una de las partes el domicilio requerido para la disolución del matrimonio, el tribunal ordenará que se modifiquen los escritos para solicitar la disolución del matrimonio.

(...)

Artículo 25-313. A. de los Estatutos Revisados de Arizona

Estos artículos establecen los requisitos y procedimientos para solicitar una separación legal, así como las disposiciones relacionadas con la manutención del cónyuge, la custodia de los hijos, y la distribución de bienes y deudas.

Requisitos para la separación legal

Para iniciar un proceso de separación legal en Arizona, se deben cumplir ciertos requisitos:

  1. Residencia: al menos uno de los cónyuges debe haber residido en Arizona durante al menos 90 días antes de presentar la solicitud.
  2. Acuerdo mutuo: ambos cónyuges deben estar de acuerdo con la separación legal. Si uno de los cónyuges no está de acuerdo, el tribunal puede convertir la solicitud en un proceso de divorcio.

Procedimiento para solicitar la separación legal

El procedimiento para solicitar una separación legal en Arizona incluye varios pasos:

  1. Presentar la petición: uno de los cónyuges debe presentar una "Petición de Separación Legal" en el tribunal de familia del condado donde reside.
  2. Notificación: el cónyuge que presenta la petición debe notificar legalmente al otro cónyuge.
  3. Respuesta: el cónyuge notificado debe responder a la petición dentro de un plazo determinado, generalmente 20 días.
  4. Audiencia: si ambos cónyuges están de acuerdo con la separación, el tribunal puede emitir una orden sin necesidad de una audiencia extensa. Si hay desacuerdos, se programará una audiencia para resolver los asuntos pendientes.

Custodia de los hijos y manutención

La separación legal también aborda temas importantes relacionados con los hijos menores:

  1. Custodia: el tribunal determinará la custodia legal y física de los hijos, basándose en el mejor interés del niño.
  2. Visitas: se establecerán horarios de visitas para el padre no custodio.
  3. Manutención de los hijos: se ordenará la manutención de los hijos según las pautas estatales.

(...)

B. En la medida en que tenga competencia para hacerlo, el tribunal tomará disposiciones para la toma de decisiones legales y el tiempo de crianza, la manutención de cualquier hijo natural o adoptado común a las partes del matrimonio con derecho a manutención, la manutención de cualquiera de los cónyuges. y la disposición de la propiedad.

(...)

Artículo 25-313. B. de los Estatutos Revisados de Arizona

Distribución de bienes y deudas

Durante el proceso de separación legal, el tribunal dividirá los bienes y deudas comunitarias de manera justa. Esto incluye propiedades, cuentas bancarias, y cualquier deuda adquirida durante el matrimonio.

Manutención del cónyuge

El tribunal puede ordenar la manutención del cónyuge, dependiendo de varios factores, como la duración del matrimonio, la capacidad de autosuficiencia de cada cónyuge, y las necesidades financieras de cada parte.

Órdenes temporales

Mientras se resuelve la separación, el tribunal puede emitir órdenes temporales que regulen aspectos como quién residirá en la casa familiar, la manutención provisional y las disposiciones temporales de custodia.

A. En un procedimiento de disolución de matrimonio, separación legal o anulación o de manutención o manutención después de una disolución de matrimonio por un tribunal que carecía de jurisdicción personal sobre un cónyuge ausente, cualquiera de las partes puede solicitar órdenes temporales que busquen cualquiera de lo siguiente:

1. Orden de posesión igualitaria de los activos líquidos del patrimonio conyugal.

2. Manutención conyugal temporal.

3. Decisión jurídica temporal y régimen de crianza de un hijo común a las partes.

4. Alimentos temporales de un hijo, natural o adoptado, comunes a los derechohabientes.

5. Uso y posesión exclusiva de la vivienda familiar o del domicilio del mudante.

6. Uso y posesión exclusiva de otros bienes de las partes.

7. Una indemnización provisional de honorarios y costas de abogados.

8. Otras medidas que se consideren necesarias en espera de la resolución final de las cuestiones de las partes.

(...)

Artículo 25-316. A. de los Estatutos Revisados de Arizona

Convertir la separación en divorcio

Es importante destacar que la separación legal puede terminarse o convertirse en divorcio si cualquiera de los cónyuges lo solicita en el futuro.

(...)
C. En cualquier momento después de dictada una sentencia definitiva de separación legal que no haya sido convertida posteriormente en una sentencia de disolución de matrimonio, las partes podrán estipular la terminación de la sentencia de separación legal. La orden estipulada se presentará bajo el mismo número de causa que la acción de separación judicial y deberá contener lo siguiente:

1. Que ambas partes se comprometen a poner fin a la separación legal, que desean restituir su condición de legalmente casados ​​y que lo hacen de manera inteligente, voluntaria y sin coacción, coerción o influencia indebida.

(...)

Artículo 25-313. C. de los Estatutos Revisados de Arizona

Este proceso implica presentar una nueva petición y seguir los procedimientos de divorcio establecidos por la ley de Arizona.

Conclusión

La separación legal en Arizona ofrece una alternativa viable para las parejas que desean vivir separadas sin terminar su matrimonio. Es un proceso formal que proporciona claridad y estructura en cuanto a las responsabilidades de cada cónyuge durante el período de separación.