Divorcio en Arizona

El divorcio en Arizona puede ser solicitado si al menos uno de los cónyuges ha sido residente del estado durante los últimos 90 días, o si uno de los miembros del matrimonio ha estado asignado como miembro de las fuerzas armadas durante un período mínimo de 90 días antes de presentar la solicitud de divorcio.

Causas legales para solicitar el divorcio

Para obtener el divorcio en el estado de Arizona, el juez debe verificar que el matrimonio está irremediablemente roto. Cuando uno de los cónyuges no está de acuerdo con la solicitud de divorcio, el juez convocará una "conferencia de conciliación" para determinar si el matrimonio puede ser reconciliado.

Asimismo, el estado reconoce ciertas causas legales que justifican el divorcio. Entre estas causas se encuentran:

  • Adulterio.
  • Una de las partes ha sido declarada culpable de un delito mayor y condenado a prisión o, en algunos casos, a muerte.
  • Abandono de la vivienda familiar por al menos un año.
  • Abuso físico y sexual del cónyuge, de un hijo o de un pariente que resida en la vivienda matrimonial.
  • Violencia doméstica o maltrato.
  • Separación del matrimonio al menos dos años antes de la demanda de divorcio.
  • Abuso habitual de drogas o alcohol.
  • Divorcio de mutuo acuerdo.

Divorcio de mutuo acuerdo

En caso de que ambos cónyuges estén de acuerdo con el divorcio pueden presentar la solicitud a través de un procedimiento sumario por consentimiento. Para ello, es necesario que los cónyuges hayan redactado un convenio donde se especifique:

Si la corte está de acuerdo con el convenio podrá conceder el divorcio mediante un decreto sumario por consentimiento sin necesidad de llegar a una audiencia.

¿Cuándo se debe pagar una manutención conyugal?

Según la situación en la que se encuentren los cónyuges al momento del divorcio, el juez puede evaluar la necesidad de otorgar una pensión conyugal a una de las partes. Los factores considerados al tomar esta decisión son los siguientes:

  1. Nivel de vida del que disfrutaba el matrimonio.
  2. Duración del matrimonio.
  3. La capacidad de los cónyuges para cubrir sus necesidades básicas.
  4. Si uno de los cónyuges ha dejado su trabajo para dedicarse al hogar y cuidado de los hijos.
  5. El tiempo necesario para poder educarse o capacitarse a la hora de encontrar un empleo.
  6. La capacidad económica para contribuir a los costes educativos presentes o futuros de los hijos en común.
  7. Los daños y sentencias que hayan ganado en un juicio en contra del otro cónyuge por comportamiento criminal en los que haya sido declarado culpable.