Divorcio en Washington

El proceso de divorcio en Washington está disponible para aquellos que cumplen con ciertos criterios. Ya sea que uno o ambos cónyuges residan en el estado, que al menos uno de ellos sea miembro del servicio militar destacado en Washington, o que esté casado/a con un miembro del servicio militar, todos tienen el derecho de solicitar el divorcio en este estado.

¿Qué causas de divorcio se reconocen en Washington?

En Washington, el proceso de divorcio se facilita al adoptar un enfoque sin culpa. Aquí, el divorcio es aceptado por el tribunal cuando el juez confirma que el matrimonio está 'irreparablemente roto'. A diferencia de otros estados, no es necesario presentar causales específicas, como infidelidad o abandono del hogar, para solicitar el divorcio.

Divorcio de mutuo acuerdo

Para dar inicio al proceso de divorcio en Washington, uno de los cónyuges debe presentar una demanda de disolución del matrimonio ante el tribunal correspondiente. Sin embargo, si ambos están de acuerdo en divorciarse, tienen la opción de presentar conjuntamente la petición de divorcio de mutuo acuerdo.

Es importante tener en cuenta que, incluso cuando ambas partes están de acuerdo, el juez puede desestimar la demanda si sospecha que una de las partes ha sido obligada mediante fraude o coerción. Esta medida está diseñada para proteger los derechos y la integridad de ambas partes involucradas en el proceso.

Divorcio contencioso

Cuando una de las partes del matrimonio no está de acuerdo con el divorcio, el juez considera una variedad de factores antes de tomar una decisión final. Estos factores incluyen la razón por la que se presenta el divorcio, así como la posibilidad de reconciliación entre las partes. Una vez hecho esto, podrá tomar las siguientes medidas:

  • El juez reconocerá que el matrimonio está “irremediablemente roto” y aceptará el divorcio.
  • Si una de las partes lo solicita, o por propia voluntad del juez se puede:
    • Trasladar el caso a la corte de familia.
    • Derivar a los cónyuges a un servicio de consejería.
    • Pedir al servicio de consejería que presente un informe pasado 60 días o, llevar a cabo una audiencia en ese periodo.

Una vez seguido este proceso, el juez puede declarar que el matrimonio sigue adelante, o que realmente está roto y procede la sentencia de divorcio en un plazo mínimo de 90 días.

Manutención conyugal

La manutención conyugal, también conocida como pensión compensatoria, es un tipo de apoyo financiero proporcionado por un cónyuge a la otra parte tras el divorcio, nulidad o separación legal. Esta forma de apoyo tiene como objetivo ayudar a mantener el nivel de vida de la parte que pueda haber experimentado una disminución económica como resultado del divorcio.

Cuando se trata de determinar la cantidad y duración de la manutención conyugal, el juez considerará una serie de factores clave para tomar una decisión equitativa y justa. Estos factores pueden incluir, pero no se limitan a:

  • Recursos financieros de ambos cónyuges.
  • Pensión de alimentos de los hijos menores.
  • La guarda y custodia de los hijos menores.
  • Tiempo necesario para poder estudiar y conseguir un puesto de trabajo que le ayude a cubrir sus necesidades básicas.
  • Duración del matrimonio.
  • Edad, salud y obligaciones financieras.