Impuesto de Alcabala

El Impuesto de Alcabala es un tributo que grava las transferencias de propiedad de bienes inmuebles a título oneroso o gratuito, incluyendo las ventas, donaciones, permutas, entre otros. La tasa es del 3% del valor del inmueble y debe ser pagada por el comprador al momento de la transacción.
Ideas clave
  • El impuesto de Alcabala, en Perú, se encuentra regulado principalmente por la Ley de Tributación Municipal y es administrado por las municipalidades del país.
  • El impuesto de Alcabala, que conlleva una tasa del 3% sobre el valor de la transferencia, es responsabilidad del comprador del bien y se paga una única vez al hacer la transacción.
  • En Perú, para poder registrar el inmueble en los Registros Públicos, es necesario haber realizado el pago del tributo previamente.
  • Existen exoneraciones al Impuesto de Alcabala en cierto tipo de transacciones como las herencias, donaciones, transferencias entre cónyuges y parientes, y las transferencias en valor del Estado.
  • En Perú, existen diferentes consecuencias legales por no pagar el impuesto de Alcabala. Alguna de esas consecuencias pueden conllevar multas, intereses y disputas legales.

¿Qué es el Impuesto de Alcabala?

El Impuesto de Alcabala es un tributo que se aplica en Perú a la transferencia de propiedad de bienes inmuebles a título oneroso. Es decir, es el impuesto que se paga cuando se vende un inmueble, como una casa, departamento, terreno, etc.

Este impuesto se paga una sola vez al momento de la transacción y es responsabilidad del comprador, aunque en la práctica se puede acordar que el vendedor lo asuma.

El objetivo del Impuesto de Alcabala es generar ingresos para las municipalidades y contribuir al desarrollo local. El monto de este impuesto se calcula sobre la base del valor de transferencia del inmueble o el valor de autovalúo, el que sea mayor.

¿Dónde se regula el Impuesto de Alcabala en Perú?

El Impuesto de Alcabala está regulado por la Ley de Tributación Municipal, específicamente en el Texto Único Ordenado (TUO) del Decreto Legislativo N.º 776.

El Impuesto de Alcabala es de realización inmediata y grava las transferencias de propiedad de bienes inmuebles urbanos o rústicos a título oneroso o gratuito, cualquiera sea su forma o modalidad, inclusive las ventas con reserva de dominio; de acuerdo a lo que establezca el reglamento.

Artículo 21 de la Ley de Tributación Municipal de Perú

Además, el reglamento del impuesto establece las pautas y procedimientos para su aplicación, incluyendo la determinación de la base imponible y las exoneraciones aplicables.

¿Cómo se calcula el Impuesto de Alcabala?

El cálculo del Impuesto de Alcabala se realiza de la siguiente manera:

  1. Determinación de la base imponible: la base imponible es el valor mayor entre el precio de venta del inmueble y el valor de autovalúo.
  2. Tasa del impuesto: la tasa del Impuesto de Alcabala es del 3% sobre la base imponible.
  3. Exoneración parcial: los primeros 10 UIT (Unidad Impositiva Tributaria) del valor de transferencia están exonerados del impuesto. Solo se paga el 3% sobre el monto que excede los 10 UIT.

La tasa del impuesto es de 3%, siendo de cargo exclusivo del comprador, sin admitir pacto en contrario. No está afecto al impuesto de Alcabala, el tramo comprendido por las primeras 10 UIT del valor del inmueble, calculado conforme a lo dispuesto en el artículo precedente.

Artículo 25 de la Ley de Tributación Municipal de Perú

Por ejemplo, si el valor de transferencia de un inmueble es de 300,000 soles y el valor de autovalúo es de 250,000 soles, la base imponible será 300,000 soles (el mayor valor). Si la UIT es de 4,600 soles (valor para el 2024), entonces 10 UIT serían 46,000 soles. La base imponible sujeta a impuesto será 300,000 - 46,000 = 254,000 soles. El Impuesto de Alcabala sería 3% de 254,000, que equivale a 7,620 soles.

¿Quiénes están exonerados del Impuesto de Alcabala?

Existen varias exoneraciones al Impuesto de Alcabala, incluyendo:

¿Cuándo se debe pagar el Impuesto de Alcabala?

El Impuesto de Alcabala debe pagarse al momento de la transferencia del inmueble. Es decir, cuando se firma el contrato de compra-venta y se inscribe en los Registros Públicos. El pago se realiza en la municipalidad correspondiente al lugar donde se encuentra ubicado el inmueble.

Es importante resaltar que la escritura pública de transferencia no podrá inscribirse en los Registros Públicos si no se ha pagado previamente el Impuesto de Alcabala. Por lo tanto, es un paso crucial en el proceso de compraventa de bienes inmuebles.

¿Cómo se realiza el pago del Impuesto de Alcabala?

Para realizar el pago del Impuesto de Alcabala, el comprador debe seguir estos pasos:

  1. Obtener el valor de autovalúo del inmueble: esto se hace solicitando un certificado de valores en la municipalidad.
  2. Calcular el impuesto: con la información del valor de autovalúo y el precio de venta, se determina la base imponible y el monto a pagar.
  3. Realizar el pago en la municipalidad: el comprador debe dirigirse a la municipalidad correspondiente y efectuar el pago del impuesto.
  4. Obtener la constancia de pago: finalmente, se obtiene una constancia de pago que deberá presentarse al notario y luego en los Registros Públicos para completar el proceso de transferencia.

¿Qué ocurre si no se paga el Impuesto de Alcabala?

El no pago del Impuesto de Alcabala puede generar varias consecuencias, tales como:

  • Imposibilidad de inscribir la transferencia: sin la constancia de pago, no se puede inscribir la escritura pública en los Registros Públicos, impidiendo que el comprador sea reconocido legalmente como el nuevo propietario del inmueble.
  • Multas e intereses: la municipalidad puede aplicar multas e intereses moratorios por el retraso en el pago del impuesto.
  • Problemas legales: la falta de pago puede dar lugar a disputas legales entre las partes involucradas en la transacción.

Conclusión

El Impuesto de Alcabala es un tributo importante en el proceso de transferencia de inmuebles en Perú. Es fundamental conocer sus regulaciones, cálculos y procedimientos para evitar inconvenientes y cumplir con las obligaciones tributarias. Además, entender las exoneraciones y los pasos para el pago puede facilitar el proceso de compra-venta y asegurar una transición sin problemas de la propiedad del inmueble.

Categorías: Derecho Fiscal