Precario

Al hablar de precario se hace referencia a una institución jurídica que tiene que ver con la posesión de algo ajeno, donde no se cuenta con un título que habilite esta acción. Es normal en Colombia que se relacione con la ocupación de inmuebles.

Esta definición se halla acudiendo a la jurisprudencia y la doctrina, pues en la ley no se define específicamente. Se puede dar cuando:

  • La persona se apropia del objeto con permiso de la persona propietaria, pero no existe ningún contrato que avale esto.
  • El contrato que avala la posesión se extingue.
  • El título o contrato no existe y el o los propietarios de la cosa no dan consentimiento.

En este tipo de institución el servicio obtenido por la cosa apropiada se da sin pago, sin un título que lo legitime y puede darse por la ignorancia de su dueño real o por la tolerancia de este.

Precario también puede verse desde el punto de vista procesal y designa la acción jurisdiccional que se ejerce para la protección del propietario de un bien inmueble frente a una posible ocupación de manera irregular.

Origen del término

Este concepto es de origen romano y en su momento se trataba de una posesión especial. La persona podía disfrutar de manera gratuita del bien hasta que fuese despojada de este por el dueño real de la cosa. En cualquier momento, el propietario podía quitarle el bien o el disfrute de este.

El término precario en su concepción más antigua tiene tres elementos centrales que son:

  • Concesión del ager publicus.
  • Contexto de la clientela.
  • Organización social de la gens.

En este caso, el cliente debía cultivar las tierras que le pertenecen al patrono, quien determina cuáles son las parcelas para laborar y puede revocar esto en cualquier momento.

Institución jurídica del precario en Colombia

En las leyes colombianas se puede ver este término bajo el título de comodato precario que se encuentra en el Código Civil en su artículo 2219 y dice: “El comodato toma el título de precario si el comodante se reserva la facultad de pedir la cosa prestada en cualquier tiempo”.

Además, también se mencionan otras situaciones de comodato precario en el artículo 2220: “Se entiende precario cuando no se presta la cosa para un servicio particular, ni se fija tiempo para su restitución. Constituye también precaria la tenencia de una cosa ajena, sin previo contrato y por ignorancia o mera tolerancia del dueño. EL MUTUO O PRÉSTAMO DE CONSUMO”.

Un comodato se puede entender como precario cuando:

  • La persona que hace las veces de comodante se reserva el derecho a pedir que la cosa prestada sea devuelta en el momento que lo requiera.
  • Cuando el préstamo de la cosa no se da para un servicio específico o no se presta con ningún término claro.
  • La tercera persona tiene la cosa ajena sin ningún tipo de contrato y el dueño de esta ignora esta situación o la acepta por tolerancia.

El comodante mantiene siempre todos los derechos sobre el bien y, por su parte, el comodatario sólo puede usar la cosa bajo las condiciones que se hayan especificado, si llegaron a especificarse.