Excepción procesal

La excepción procesal es una herramienta jurídica que funciona como un medio para que el demandado pueda defenderse. Con ella se busca que el juez tenga que evaluar una petición determinada para detener el curso que lleva el proceso.

Esta herramienta puede usarse en varias situaciones, por ejemplo cuando no se han cumplido a cabalidad los presupuestos procesales que permiten la garantía de los derechos fundamentales del demandado.

En este caso, la persona puede emplear la excepción para que el juez evalúe la situación particular y pueda desestimarse la demanda y evitar que se pronuncie una resolución frente a lo juzgado.

Se debe realizar una contestación a la demanda en la que se expongan las excepciones procesales que puedan corresponder. De esta forma, en este escrito deben plantearse las razones por las que el demandado se opone a la demanda, junto con las excepciones que puedan existir para que el juez pueda evaluar el caso.

Excepciones en el proceso ejecutivo

En el momento de presentarse una demanda ejecutiva, quien demanda se basa en que: el ejecutado tiene una obligación que se ha aclarado en el título ejecutivo. Teniendo en cuenta que esta obligación no se ha cumplido.

Una vez el Juez corrobora estos dos hechos, dicta mandamiento ejecutivo con el fin de que la persona deudora cumpla con su deber. Al ser notificado, el deudor puede tomar dos decisiones: obedecer lo ordenado por el Juez, o defenderse mediante la excepción procesal.

En el Código de Procedimiento Civil de Colombia, dentro del artículo 509, se habla de las excepciones que pueden proponerse, así:

“1. Dentro de los diez (10) días siguientes a la notificación del mandamiento ejecutivo, el demandado podrá proponer excepciones de mérito, expresando los hechos en que se funden. Al escrito deberá acompañarse los documentos relacionados con aquéllas y solicitarse las demás pruebas que se pretenda hacer valer.

2. Cuando el título ejecutivo consista en una sentencia o un laudo de condena, o en otra providencia que conlleve ejecución, sólo podrán alegarse las excepciones de pago, compensación, confusión, novación, remisión, prescripción o transacción, siempre que se basen en hechos posteriores a la respectiva providencia; la de nulidad en los casos que contemplan los numerales 7 y 9 del artículo 140, y de la pérdida de la cosa debida. En este evento no podrán proponerse excepciones previas ni aún por la vía de reposición.”

Tipos de excepciones

  • Excepciones perentorias. Buscan terminar la pretensión que expresa el demandante.
  • Excepciones previas. Con estas lo que se busca es que se realice el trámite de un proceso ejecutivo que tenga alguna irregularidad en el procedimiento. En caso de que estas irregularidades no se corrijan a tiempo, pueden ser causantes de la nulidad o desembocar en una sentencia inhibitoria. Este tipo de excepciones deben tramitarse según lo que se establece en el artículo 50 de la Ley 794 de enero 8 de 2003.
  • Excepciones mixtas. Estas excepciones forman parte de las perentorias, pero son comprobables con facilidad y por esto pueden ser tramitadas sin la necesidad de esperar un fallo de instancia.