Comisión por omisión

En el Derecho Penal colombiano, el término comisión por omisión se refiere a que un delito se debe a la no acción, en casos en los que se debía actuar de determinada forma. El resultado que se produce se debe a la omisión de un deber en una ocasión particular. En este tipo de concepto se ve cómo se equipará la acción a la omisión en dos casos:

  1. En caso de que exista una obligación de tipo legal o contractual, en la que se estipule que se debe actuar en esa situación específica.
  2. Cuando la persona que comete la omisión cree una situación que ponga en riesgo el bien que está protegido jurídicamente. Esto puede darse debido a un precedente dado por la omisión o por una acción.

Es fundamental recalcar que, para que exista este tipo de situación, el delito no puede estar ligado a una acción. La situación delictiva se debe a una omisión del individuo frente a la realización de una acción particular que era necesaria.

Código Penal y la comisión por omisión

En el artículo 25 del Código Penal colombiano se habla de la acción y la omisión. Se menciona que “La conducta punible puede ser realizada por acción o por omisión”.

Se establece que aquella persona que teniendo un deber jurídico específico en el que tuviese que impedir un resultado que pertenezca a una descripción típica, pero no lo hiciera aun cuando tiene las posibilidades de hacerlo, se le va a poder adjudicar el tipo de pena que se contempla para la norma legal que esté relacionada. 

Existen varios tipos de delitos de comisión por omisión. Por ejemplo, en el artículo 131 se menciona la omisión de socorro. Establece que: “el que omitiere, sin justa causa, auxiliar a una persona cuya vida o salud se encontrare en grave peligro, incurrirá en prisión de treinta y dos (32) a setenta y dos (72) meses”.

Así mismo, en el artículo 152 “omisión de medidas de socorro y asistencia humanitaria” se establece que en caso de un conflicto armado y en obligación de prestar socorro o asistencia humanitaria, la persona no cumpla su labor deberá afrontar prisión de 48 a 90 meses además de una multa por un costo de 66.66 a 150 SMLMV.

Existe otro artículo, el 161, que menciona la omisión de medidas de protección a la población civil. En este precepto legal también se pone como escenario un conflicto armado. En este caso, si el individuo está obligado a generar medidas para proteger a los civiles pero omite esta labor, puede ir a la cárcel entre 64 y 144 meses. Además, debe pagar una multa que corresponde al valor de 266.66 a 1500 SMLMV.

Los delitos por omisión se tipifican en propios e impropios. Los propios son aquellos que resultan exigibles a un individuo. Los impropios son en los que se hace una exigencia al individuo, con la finalidad de evitar un resultado que es posible prevenir.