Responsabilidad civil contractual

La responsabilidad civil contractual es la obligación de resarcir los daños causados por el incumplimiento de un contrato. Surge cuando una de las partes no cumple con las prestaciones pactadas, generando perjuicios a la otra.
Ideas clave
  • La responsabilidad civil contractual está regulada por el Código Civil y el Código de Comercio, dependiendo de la naturaleza del contrato.
  • Los elementos esenciales de la responsabilidad civil contractual son un contrato válido, incumplimiento del contrato, daño y relación de causalidad.
  • En Colombia, los tipos de daños incluyen daño emergente, lucro cesante y daño moral.
  • Para reclamar la responsabilidad civil contractual , se debe demostrar la existencia del contrato, el incumplimiento y los daños sufridos.
  • En Colombia, el plazo para reclamar es de cinco años desde el incumplimiento del contrato.
  • La indemnización busca restablecer la situación como si el contrato se hubiera cumplido, incluyendo compensación por daños emergentes, lucro cesante y daño moral.

¿Qué es la responsabilidad civil contractual?

La responsabilidad civil contractual se refiere a la obligación que tiene una de las partes de un contrato de indemnizar a la otra por los daños ocasionados debido al incumplimiento total o parcial de las obligaciones pactadas en el contrato.

¿Dónde se regula la responsabilidad civil contractual en Colombia?

La responsabilidad civil contractual en Colombia está regulada principalmente por el Código Civil y el Código de Comercio, dependiendo de la naturaleza del contrato.

Elementos de la responsabilidad civil contractual

Para que se configure la responsabilidad civil contractual, deben concurrir los siguientes elementos:

  1. Existencia de un contrato válido: debe haber un acuerdo entre las partes que esté conforme a la ley.
  2. Incumplimiento del contrato: una de las partes no cumple con las obligaciones estipuladas.
  3. Daño: Debe existir un perjuicio que puede ser material o moral.
  4. Relación de causalidad: el daño debe ser consecuencia directa del incumplimiento del contrato.

Tipos de daños

  • Daño emergente: pérdida económica directa sufrida por la víctima.
  • Lucro cesante: ganancias dejadas de percibir a causa del incumplimiento.
  • Daño moral: afectaciones psicológicas o emocionales sufridas por la víctima.

Procedimiento de reclamación

Para reclamar responsabilidad civil contractual, la parte afectada debe:

  1. Demostrar la existencia del contrato.
  2. Probar el incumplimiento de la otra parte.
  3. Acreditar los daños sufridos y su relación directa con el incumplimiento.

Plazo de reclamo en Colombia

El plazo para presentar una acción por responsabilidad civil contractual en Colombia es de cinco años contados a partir del momento en que se produjo el incumplimiento del contrato.

Indemnización por responsabilidad civil contractual

La indemnización por responsabilidad civil contractual busca poner a la parte afectada en la situación en que estaría si el contrato se hubiera cumplido adecuadamente. Esto incluye compensación por daño emergente y lucro cesante, y en algunos casos, por daño moral.

Exonerar la responsabilidad civil contractual

El criterio de integridad de la reparación no es absoluto, sino que se admite la posibilidad de que se reduzca la indemnización correspondiente en determinados casos.

Una de las causas que rompen el nexo causal es el caso fortuito o la fuerza mayor. No se deberá responder en aquellos sucesos que no se pudieran prever, o que habiéndose previstos fueran inevitables.

En estos supuestos se rompe el nexo causal, por lo que la acción u omisión de la persona no es una causa apropiada en la producción del daño, ya que el daño viene, como se dijo, por fuerza mayor o por un caso fortuito.

En ambos casos se trata de un acontecimiento no imputable al sujeto, siendo inevitable o imprevisible.

  1. El caso fortuito es un suceso que no se prevé, pero que de haberse previsto podría haber sido evitado.
  2. En la fuerza mayor se trata de un suceso inevitable, aunque hubiera sido previsto. Es una fuerza mayor a todo control y previsión, donde las circunstancias son inevitables.

Quien alegue el caso fortuito o la fuerza mayor, deberá presentar una prueba como causa de la exoneración, la imprevisibilidad y la inevitabilidad de la situación.

Ejemplo práctico de la responsabilidad civil contractual

Supongamos que una empresa constructora no entrega una obra en el plazo estipulado en el contrato, lo que ocasiona que el comprador incurra en gastos adicionales y pierda oportunidades de negocio. En este caso, el comprador puede reclamar una indemnización por los daños emergentes y el lucro cesante debido al incumplimiento del contrato por parte de la constructora.

Conclusión

La responsabilidad civil contractual es una herramienta esencial para garantizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales y proteger los derechos de las partes involucradas. Entender sus fundamentos y procedimientos es crucial para cualquier persona o entidad que celebre contratos en Colombia.

Categorías: Derecho Civil