Cohecho impropio

El cohecho impropio es un delito en el que un servidor público recibe, acepta o solicita dinero u otras dádivas a cambio de realizar un acto propio de su cargo, sin que haya un acuerdo previo para la ejecución de un acto ilícito.
Ideas clave
  • El cohecho impropio está regulado en el artículo 406 del Código Penal colombiano.
  • Las consecuencias legales del cohecho impropio incluyen penas severas de prisión, multas e inhabilidad para ejercer funciones públicas.
  • El cohecho impropio se diferencia del cohecho propio en que no requiere la ejecución de actos ilegales, sino la aceptación de beneficios por funciones regulares.
  • En Colombia, la penalización del cohecho impropio busca proteger la transparencia y equidad en el servicio público en Colombia.
  • Es crucial que tanto servidores públicos como ciudadanos conozcan las implicaciones del cohecho impropio para fomentar una cultura de transparencia y legalidad.

¿Qué es el cohecho impropio?

El cohecho impropio es un delito en el cual un servidor público recibe, acepta o solicita dinero, regalos u otros beneficios a cambio de realizar actos propios de su cargo, sin que medie un acuerdo previo para la ejecución de un acto ilícito.

Es decir, el funcionario no necesita prometer un acto ilegal; basta con aceptar la dádiva en el ejercicio de sus funciones regulares.

¿Dónde se regula el cohecho impropio en Colombia?

En Colombia, el cohecho impropio está regulado en el Capítulo III del Título XV del Código Penal, que abarca los Delitos Contra la Administración Pública, específicamente en el artículo 406. Este artículo establece:

El servidor público que acepte para sí o para otro, dinero u otra utilidad o promesa remuneratoria, directa o indirecta, por acto que deba ejecutar en el desempeño de sus funciones, incurrirá en prisión de sesenta y cuatro (64) a ciento veintiséis (126) meses, multa de sesenta y seis punto sesenta y seis (66.66) a ciento cincuenta (150) salarios mínimos legales mensuales vigentes, e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas de ochenta (80) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses.

El servidor público que reciba dinero u otra utilidad de persona que tenga interés en asunto sometido a su conocimiento, incurrirá en prisión de treinta y dos (32) a noventa (90) meses, multa de cuarenta (40) a setenta y cinco (75) salarios mínimos legales mensuales vigentes, e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por ochenta (80) meses.

Artículo 406 del Código Penal de Colombia

Consecuencias legales del cohecho impropio

El cohecho impropio es sancionado severamente para disuadir la corrupción y mantener la integridad y confianza en las instituciones públicas. Las penas incluyen:

  • Prisión: de 64 a 126 meses.
  • Multa: de 66 a 150 salarios mínimos legales mensuales vigentes.
  • Inhabilidad: para el ejercicio de derechos y funciones públicas de 80 a 144 meses.

Diferencias con el cohecho propio

Es importante diferenciar el cohecho impropio del cohecho propio:

  • Cohecho impropio: el servidor público acepta beneficios sin necesidad de realizar un acto ilegal, simplemente por realizar sus funciones regulares.
  • Cohecho propio: implica la aceptación de beneficios para ejecutar actos ilegales o abstenerse de actos que debería realizar.

El servidor público que reciba para sí o para otro, dinero u otra utilidad, o acepte promesa remuneratoria, directa o indirectamente, para retardar u omitir un acto propio de su cargo, o para ejecutar uno contrario a sus deberes oficiales, incurrirá en prisión de ochenta (80) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses, multa de sesenta y seis punto sesenta y seis (66.66) a ciento cincuenta (150) salarios mínimos legales mensuales vigentes, e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas de ochenta (80) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses.

Artículo 405 del Código Penal de Colombia

Ejemplos prácticos

  • Un funcionario de tránsito acepta dinero para agilizar trámites regulares sin cometer una ilegalidad específica.
  • Un empleado público recibe regalos a cambio de un trato preferencial en la atención al público.

Importancia de la ley en Colombia

La penalización del cohecho impropio busca proteger la transparencia y equidad en el servicio público, asegurando que los funcionarios actúen conforme a la ley y sin influencias indebidas.

Conclusión

El cohecho impropio es un delito grave que socava la confianza en las instituciones públicas. Es fundamental que tanto los servidores públicos como los ciudadanos conozcan y comprendan las implicaciones de este delito para fomentar una cultura de transparencia y legalidad en Colombia.

Categorías: Delitos,Derecho Penal