Litispendencia

La litispendencia es un concepto legal que hace referencia a la existencia de un litigio pendiente o en curso entre las mismas partes, por la misma causa y sobre los mismos hechos, en dos jurisdicciones judiciales diferentes. En otras palabras, se trata de la duplicidad de procesos legales sobre la misma materia, entre las mismas partes, en tribunales distintos.

El principio de litispendencia busca evitar la multiplicidad de juicios sobre un mismo asunto y garantizar la coherencia y eficiencia en el sistema judicial. Cuando se establece la litispendencia, suele haber normas legales que permiten a un tribunal suspender o incluso desechar el segundo litigio para evitar la duplicación de esfuerzos judiciales y prevenir posibles conflictos de decisiones contradictorias.

Este principio se basa en la idea de que una vez que un tribunal ha tomado conocimiento de una disputa entre las partes, otro tribunal no debería abordar la misma cuestión al mismo tiempo para evitar confusiones y conflictos legales.

Litispendencia en Chile

En Chile, la litispendencia se conoce como un «remedio procesal» que tiene por finalidad evitar juicios inútiles, duplicidad de juicios o sentencias contradictorias, a fin de resguardar la buena fe procesal y el derecho a la tutela judicial efectiva del demandado.

Si bien la legislación chilena no cuenta con una definición formal de litispendencia en su Código de Procedimiento Civil (aunque tampoco la encontramos en el Código Internacional Privado), es su análisis en juicio —más que cualquier otra institución procesal— la que requiere ser revisada caso a caso, debido a sus características y los fines que persigue alcanzar.

De esta manera, la litispendencia es apreciada como una institución procesal cuya concreción ha quedado en manos de la doctrina y la jurisprudencia.

Al respecto, Ried Undurraga señala que la litispendencia puede entenderse como «(…) el arma procesal que protege al demandado de una sucesión de acciones iguales o similares».

Para otros juristas, la palabra litispendencia puede ser traducida como «juicio pendiente», el que se verifica cuando existen, al menos, dos procesos que versan o tienen por finalidad un mismo objeto jurídico. Es decir, tiene como objetivo evitar que tengan lugar dos juicios paralelos sobre la misma cosa.

La litispendencia en la ley y la jurisprudencia

En el Código de Procedimiento Civil (CPC), la litispendencia es tratada como una excepción dilatoria, es decir, como una objeción que busca dilatar o retrasar el curso normal del procedimiento, presentada por una de las partes en el juicio.

El artículo 305 del CPC se refiere a ella como una excepción dilatoria que se puede oponer durante prácticamente todo el proceso, incluso en segunda instancia. También, alude a ella el artículo 464 del CPC, como una excepción a la ejecución.

Por su parte, la jurisprudencia también ha señalado que para que proceda la excepción dilatoria de litispendencia, «debe concurrir la triple identidad del artículo 177 del Código de Procedimiento Civil (cosa pedida, causa de pedir e identidad de partes) entre el juicio anterior y aquel en que se opone como excepción dilatoria, agregándole además el requisito de que, en uno y otro caso, los juicios deben encontrarse pendientes al momento de oponer la antedicha excepción» (Corte de Apelaciones de Santiago; ROL N°1657-2017).

De esta manera, la litispendencia se considera un símil de excepción de cosa juzgada; al requerir para su procedencia una perfecta identidad legal entre dos juicios.