Divorcio en Connecticut

El divorcio en Connecticut, se puede solicitar una vez que uno de los cónyuges haya establecido su residencia en el estado.

Sin embargo, para que se otorgue el divorcio, debe cumplirse al menos una de las siguientes condiciones:

  • Uno de los cónyuges ha sido residente de Connecticut durante al menos 12 meses antes de presentar la demanda de divorcio o antes de la fecha de la sentencia de divorcio. Es posible presentar la solicitud antes de completar los 12 meses de residencia, pero el tribunal no otorgará el divorcio final hasta que se haya cumplido este requisito.
  • Uno de los cónyuges estaba domiciliado en Connecticut durante el matrimonio y regresó al estado con la intención de residir allí permanentemente antes de presentar la solicitud de divorcio.
  • La causa del divorcio ocurrió después de que uno de los cónyuges se mudó a Connecticut. Aunque la ley no exige los 12 meses de residencia en este caso, la mayoría de los jueces aún requerirán este período antes de otorgar el divorcio.
  • Si uno de los cónyuges es miembro de las fuerzas armadas y era residente de Connecticut antes de unirse al servicio militar, se considerará residente de Connecticut durante su servicio militar.

¿Qué causales de divorcio existen en Connecticut?

Las causales son fundamentos legales reconocidos por un estado para disolver un matrimonio. En Connecticut, un juez puede otorgar el divorcio si se cumplen algunas de las siguientes condiciones:

  1. Ruptura permanente del matrimonio, lo que generalmente se puede probar con el testimonio de uno de los cónyuges, incluso si el otro niega la situación.
  2. Vida separada durante 18 meses debido a incompatibilidad, sin expectativas razonables de reconciliación.
  3. Adulterio por parte del cónyuge.
  4. Engaño intencional para contraer matrimonio, conocido como "contrato fraudulento".
  5. Abandono voluntario por un año.
  6. Ausencia sin contacto durante siete años.
  7. Abuso habitual de alcohol por parte del cónyuge.
  8. Crueldad intolerable hacia el otro cónyuge.
  9. Condena a prisión de por vida del cónyuge.
  10. Delito castigable con más de un año de prisión que involucre violación de los deberes conyugales, especialmente de naturaleza sexual.
  11. Confinamiento en una institución de salud mental durante al menos cinco años dentro de un período de seis años antes de presentar la petición de divorcio.

¿Qué es la manutención conyugal del cónyuge?

La manutención conyugal, también conocida como pensión compensatoria, es un respaldo financiero otorgado por a uno de los cónyuges y puede ser concedido en casos de divorcio, separación legal o anulación matrimonial.

La pensión compensatoria, puede solicitarla el juez o los cónyuges si ambos están de acuerdo y puede ser por un tiempo indefinido o limitado, o incluso temporal mientras el caso está en curso.

El procedimiento para otorgar una manutención conyugal es el siguiente:

  • El juez debe llevar a cabo una audiencia de manutención conyugal o de menores dentro de los 60 días si se demuestra en los documentos de la corte que:
    • Uno de los cónyuges no tiene suficientes recursos para cubrir sus necesidades o las de sus hijos menores.
    • Uno de los cónyuges no está proporcionando suficiente apoyo económico a la otra parte.
    • Uno de los cónyuges cuenta con un poder adquisitivo mayor en comparación con el otro.

En caso de desacuerdo entre las partes sobre la manutención, el juez considerará varios factores, como la duración del matrimonio, la salud, educación y situación económica de ambos cónyuges, para determinar una cantidad justa.