Exacción

La exacción se define como la imposición o demanda de manera arbitraria y coercitiva de tributos, impuestos, contribuciones u otros pagos a individuos o entidades. Es decir, implica la imposición forzada de cargas financieras por parte de una autoridad, a menudo sin el consentimiento voluntario de la persona afectada.

Este proceso puede ocurrir a nivel gubernamental, donde las autoridades estatales imponen impuestos o tasas a los ciudadanos con el fin de financiar servicios públicos y programas. También abarca situaciones en las que personas o grupos imponen cargas a otros de manera injusta o ilegítima.

La exacción como delito penal

Abuso de autoridad

El artículo 215 del Código Penal Federal de México establece el delito de abuso de autoridad y enumera diversas conductas que constituyen esta infracción cuando son realizadas por servidores públicos.

En particular, el inciso IX se refiere a la exacción, ya dice que incurre en este delito el que obtenga, exija o solicite sin derecho alguno o causa legítima, para sí o para cualquier otra persona, parte del sueldo o remuneración de uno o más de sus subalternos, dádivas u otros bienes o servicios.

Esto quiere decir que un funcionario público estará cometiendo exacción como una forma de cometer el delito de abuso de autoridad si pide, exige o recibe ilegalmente parte del salario de sus subordinados, o si busca obtener regalos, bienes o servicios sin tener un derecho legal o una razón legítima para hacerlo.

Las penalizaciones asociadas a este delito incluyen:

  • Prisión, con una duración de dos a nueve años.
  • Días multa, en un rango de setenta hasta cuatrocientos días.
  • Destitución del cargo.
  • Inhabilitación para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos, con una duración de dos a nueve años.

Extorsión

La exacción también puede ser una modalidad del delito de extorsión. El artículo 390 del Código Penal Federal de México menciona que este delito se comete cuando alguien, sin tener derecho, obliga a otra persona a realizar ciertas acciones, para obtener un beneficio económico para sí mismo o para otro. Es decir, implica forzar a alguien a realizar acciones que pueden tener implicaciones financieras.

Esto incluye a la situación en que ciertos grupos exigen ilegalmente cuotas a comerciantes y otros particulares a cambio de permitirles laborar o residir en determinadas zonas.

Las penalizaciones por este tipo de exacción son de dos a ocho años de prisión y multas que van de cuarenta a ciento sesenta días. Las sanciones se duplican si es llevado a cabo por una asociación delictuosa, si es realizado por un servidor público o ex-servidor público o si es perpetrado por un miembro o ex-miembro de alguna corporación policial o de las Fuerzas Armadas Mexicanas.

Además, se incluye la destitución del empleo, cargo o comisión para servidores públicos y miembros de corporaciones policiales.

Por otro lado, se impone la inhabilitación para ocupar cargos públicos por un periodo de uno a cinco años. Para miembros de las Fuerzas Armadas Mexicanas en retiro, reserva o activo, la pena puede incluir la baja definitiva de la Fuerza Armada a la que pertenezcan, junto con la inhabilitación para ocupar cargos públicos durante uno a cinco años.

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.