Curatela

La curatela representa una institución civil destinada a proteger los bienes de aquellos que no poseen plena capacidad para tomar decisiones y actuar por sí mismos.

La curatela consiste en salvaguardar a individuos que carecen de la capacidad para cuidar de sí mismos, ya sea debido a su minoría de edad o a alguna limitación mental o física.

Está relacionada con la tutela, pero la curatela se distingue por ser una figura legal diseñada para proteger el patrimonio de menores de edad o personas legalmente incapacitadas. Este mecanismo también puede aplicarse a aquellos que han sido declarados pródigos.

Asignación de la curatela

El Código Civil Federal de México dice en su artículo 618 que todos los individuos que estén bajo tutela, ya sea por disposición testamentaria, legítima o dativa, deben contar también con un curador. Excepto a expósitos y abandonados, así como a los menores de edad que no estén sujetos a la patria potestad, ni a tutela testamentaria o legítima, incluso si no poseen propiedades o bienes. En cualquier situación en la que se designe a un tutor provisional para un menor, se le asignará también la función de curador en la misma condición.

Todos los individuos sujetos a tutela, ya sea testamentaria, legítima o dativa, además del tutor tendrán un curador, excepto en los casos de tutela a que se refieren los artículos 492 y 500.

Artículo 618 del Código Civil Federal

El Código Civil Federal también establece que se designará un curador interino en situaciones de impedimento, separación o excusa del curador previamente designado. Esta designación provisional tiene lugar mientras se toma una decisión final sobre la situación en cuestión.

Igualmente se nombrará curador interino en los casos de impedimento, separación o excusa del nombrado, mientras se decide el punto; luego que se decida se nombrará nuevo curador conforme a derecho.

Artículo 621 del Código Civil Federal

Por otro lado, también indica que las reglas que se aplican a los tutores en casos de impedimento o excusas también serán válidas para los curadores.

Lo dispuesto sobre impedimento o excusas de los tutores regirá igualmente respecto de los curadores.

Artículo 622 del Código Civil Federal

Aquellos que tienen el derecho de nombrar a un tutor también tienen ese mismo derecho para nombrar a un curador. Además, pueden designar por sí mismos a su curador, con aprobación judicial, los menores que han cumplido 16 años, en las ocasiones que no han sido mencionadas, el curador será nombrado por un juez.

Los que tienen derecho a nombrar tutor, lo tienen también de nombrar curador.

Artículo 623 del Código Civil Federal

Obligaciones de la curatela

La curatela implica ciertas obligaciones para el curador:

  • Defender los derechos del incapacitado, ya sea en procedimientos legales o fuera de ellos, pero exclusivamente cuando estos derechos entren en conflicto con los del tutor.
  • Supervisar la conducta del tutor y comunicar al juez cualquier comportamiento que considere perjudicial para el incapacitado.
  • Notificar al juez en caso de que el tutor falte o abandone la tutela, solicitando la designación de un nuevo tutor.
  • Cumplir con cualquier otra obligación que la ley establezca en relación con sus funciones.

El curador está obligado:

1. A defender los derechos del incapacitado en juicio o fuera de él, exclusivamente en el caso de que estén en oposición con los del tutor;

2. A vigilar la conducta del tutor y a poner en conocimiento del juez todo aquello que considere que puede ser dañoso al incapacitado;

3. A dar aviso al juez para que se haga el nombramiento de tutor, cuando éste faltare o abandonare la tutela;

4. A cumplir las demás obligaciones que la ley le señale.

Artículo 626 del Código Civil Federal

Además, en caso de no cumplir con dichas obligaciones, será responsable de los daños y perjuicios que resulten para el incapacitado debido a su incumplimiento. 

El curador que no llene los deberes prescritos en el artículo precedente, será responsable de los daños y perjuicios que resultaren al incapacitado.

Artículo 627 del Código Civil Federal

Para finalizar, las funciones del curador llegan a su fin cuando el incapacitado ya no está bajo tutela. Sin embargo, la curaduría continua si solo cambian las personas que ejercen la tutela y no hay modificaciones en las circunstancias que motivaron la necesidad de la curatela.

Las funciones del curador cesarán cuando el incapacitado salga de la tutela; pero si sólo variaren las personas de los tutores, el curador continuará en la curaduría.

Artículo 628 del Código Civil Federal

¿Buscas abogado de confianza?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista de confianza sin compromiso. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en todo México.









    Al completar el formulario aceptas que has leído y aceptado nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.