Tentativa de homicidio

La tentativa de homicidio se refiere al acto por el cual una persona realiza una o más acciones dirigidas a dar muerte a otra, pero por circunstancias ajenas a su voluntad, no logra consumar el homicidio.
Ideas clave
  • La tentativa de homicidio se configura cuando una persona realiza actos dirigidos a dar muerte a otra, pero estos no resultan en la muerte de la víctima.
  • Este delito está contemplado en el Código Penal Colombiano y es sancionado con penas de prisión.
  • La conducta punible se demuestra con la intención clara de matar, evidenciada en los actos ejecutados por el agresor.
  • Para que se configure la tentativa, es necesario que el hecho no se consuma por circunstancias ajenas a la voluntad del autor.
  • La diferencia entre homicidio y tentativa de homicidio radica en el resultado; en la tentativa, la víctima no fallece.
  • La pena por tentativa de homicidio puede variar según las circunstancias y agravantes presentes en el caso.
  • La tentativa de homicidio involucra tanto la planeación como la ejecución de actos que, si no son interrumpidos, culminaría en la muerte de la persona.
  • Las circunstancias y motivaciones detrás del intento de homicidio son factores que influyen en la severidad de la sentencia.
  • En Colombia, las autoridades judiciales requieren evidencia sólida de la intención de matar y de los actos realizados para configurar este delito.

La tentativa de homicidio es un delito que se configura cuando una persona intenta acabar con la vida de otra, pero por razones ajenas a su voluntad, no logra consumar el homicidio.

Marco legal en Colombia

La tentativa de homicidio en Colombia está regulada principalmente por el Código Penal colombiano en sus artículos relacionados con la tentativa y el homicidio:

  • Homicidio (Artículo 103 del Código Penal colombiano): Define el homicidio como la acción de matar a otro ser humano. La pena puede variar considerablemente dependiendo de las circunstancias, pero generalmente se encuentra entre 13 y 25 años de prisión.
  • Tentativa (Artículo 27 del Código Penal colombiano): La tentativa se configura cuando el sujeto comienza la ejecución de un delito directamente por actos exteriores, pero no lo consuma por circunstancias independientes de su voluntad.

Tentativa. El que iniciare la ejecución de una conducta punible mediante actos idóneos e inequívocamente dirigidos a su consumación, y ésta no se produjere por circunstancias ajenas a su voluntad, incurrirá en pena no menor de la mitad del mínimo ni mayor de las tres cuartas partes del máximo de la señalada para la conducta punible consumada.

Cuando la conducta punible no se consuma por circunstancias ajenas a la voluntad del autor o partícipe, incurrirá en pena no menor de la tercera parte del mínimo ni mayor de las dos terceras partes del máximo de la señalada para su consumación, si voluntariamente ha realizado todos los esfuerzos necesarios para impedirla.

Artículo 27 del Código Penal de Colombia

En términos del homicidio, la tentativa ocurre cuando se ha iniciado la acción que busca dar muerte a una persona, pero esta no se completa. 

Por ejemplo, si alguien dispara con la intención de matar a otro, pero la víctima sobrevive debido a atención médica rápida o porque el disparo no fue mortal.

Aspectos relevantes del delito

  1. Intención clara: Es fundamental que haya una clara intención de matar. No se trata de un acto accidental, sino de una acción con el propósito de causar la muerte.
  2. Actos de ejecución: Deben haberse realizado actos que, sin la intervención de factores externos, hubieran resultado en la muerte de la persona. Esto distingue la tentativa de homicidio de las amenazas o de actos preparatorios que no llegan a constituir una tentativa.
  3. Falta de consumación: La muerte no se produce, pero no por un cambio en la intención del agente, sino por factores externos. Esto podría incluir la intervención de terceros, fallas en el método utilizado para intentar causar la muerte, entre otros.

Penalización de la tentativa de homicidio en Colombia

La pena por tentativa de homicidio es una fracción de la pena que corresponde si el homicidio se hubiera consumado. Según el artículo 27 del Código Penal, la pena se reduce en una proporción dependiendo de qué tan cerca estuvo el agente de consumar el delito.

Generalmente, esto significa que se podría imponer entre la mitad y las tres cuartas partes de la pena que corresponde al homicidio consumado.

Ejemplo práctico de la tentativa de homicidio

Supongamos una situación donde una persona, en un acto de ira, dispara varias veces contra otra, pero las heridas no resultan fatales debido a la pronta intervención médica. Aquí se configuraría la tentativa de homicidio porque:

  • Intención: La persona disparó con la intención de matar.
  • Actos de ejecución: El disparar directamente a la víctima son actos que, en circunstancias normales, podrían causar la muerte.
  • Falta de consumación: La víctima no murió, gracias a factores externos (la atención médica).

En este caso, la persona podría ser procesada por tentativa de homicidio y enfrentar una pena significativa, reflejando la gravedad de su intención y actos, aunque no se haya consumado la muerte.

Consideraciones finales

La tentativa de homicidio es un delito serio en Colombia y es tratado con severidad por el sistema judicial, dado que refleja una clara violación de los derechos fundamentales de las personas, en especial el derecho a la vida. Este tipo de delitos exige una comprensión detallada del intento y los actos perpetrados para poder adjudicar las sanciones correspondientes.

En cualquier caso de tentativa de homicidio, es crucial la intervención de abogados y un proceso judicial que garantice tanto los derechos del acusado como los de la víctima, siguiendo las garantías del debido proceso.

Categorías: Delitos,Derecho Penal