Bien mueble

Un bien mueble se refiere a un objeto tangible que se puede trasladar sin que pierda su integridad. Los bienes muebles se consideran activos susceptibles a la compra, venta, transferencia o herencia.

En otras palabras, los bienes muebles se pueden mover de un sitio a otro y mantienen la misma utilidad. Por ello, su uso no depende del lugar donde se ubique sino de las propiedades que tenga.

A nivel legal, estos bienes muebles se regulan con base a los criterios del Código Civil peruano. En este articulado se definen las disposiciones de posesión y transferencia de este tipo de bienes, así como los derechos y obligaciones de las partes involucradas.

Fundamentos legales vinculados con un bien mueble

Según el artículo 886 del Código Civil peruano, los bienes muebles son los siguientes: 

  • Vehículos terrestres de cualquier tipo.
  • Las fuerzas naturales que son susceptibles a apropiación.
  • Construcciones realizadas en terreno ajeno que tienen carácter temporal.
  • Materiales de la construcción o que provengan de una demolición.
  • Títulos valores de cualquier tipo.
  • Instrumentos donde se confirme la adquisición de créditos o de derechos personales.
  • Derechos patrimoniales de autor y los derechos asociados a las patentes.
  • Marcas, nombres comerciales y otros derechos vinculados a la propiedad intelectual.
  • Acciones de cada socio que integre sociedades o asociaciones.
  • Demás bienes que se puedan trasladar de un sitio a otro.

Elementos característicos de un bien mueble

Los bienes muebles con base a los fundamentos legales presentan los siguientes elementos característicos: 

  • Tangibilidad: son objetos físicos, por ello, se pueden mover, tocar y transportar sin perder su integridad.
  • Movilidad: los bienes muebles se pueden trasladar, es decir, se puede llevar de un sitio a otro. Lo cual en este caso no afecta su naturaleza como activo.
  • Posesión física: para ser considerado un bien mueble debe estar bajo la posesión de una persona natural o jurídica.  Por ello, un individuo tiene poder sobre el objeto.
  • Transferibilidad: los bienes muebles se pueden comprar, vender o ser transferidos de una parte a otra. En otras palabras, la propiedad de objeto puede ser transferida en una compraventa u otro tipo de acuerdos legales.
  • Valuación variable: los bienes muebles son diversos y su valor económico difiere de uno a otro. Aquí se consideran factores como el mercado, la oferta, las condiciones, entre otros.
  • Uso diverso: al existir diferentes tipos de bienes muebles, la aplicación de los mismos es diversa. Por lo tanto, se pueden emplear en distintos ámbitos del área personal o comercial.
  • Legalidad: los bienes muebles se regulan conforme los principios de ley vigentes. Lo cual tiene como propósito establecer un marco adecuado para la adquisición, posesión y transferencia.

Ejemplos de los bienes muebles

Entre los bienes muebles se puede establecer los siguientes ejemplos:

  • Vehículos: carros, camiones, motos.
  • Muebles: mesas, sillas, armarios.
  • Equipos electrodomésticos: neveras, lavadoras, cocinas.
  • Materiales de construcción: cemento, ladrillos, acero, madera.
  • Equipos electrónicos: celulares, computadoras, televisores.
  • Joyas: anillos, pulseras, collares, relojes.
  • Maquinaria y equipos de uso industrial.
  • Objetos de arte: pinturas, esculturas, entre otros.
  • Ropa y calzado.
  • Herramientas de trabajo
  • Mercadería: productos en inventario de un negocio para aplicación comercial.