Allanamiento de morada

El allanamiento de morada es una acción ilegal que se genera cuando una persona entra a un sitio habitado sin la autorización del dueño.  Por ello, trae consecuencias legales, las cuales van a depender de las circunstancias del hecho.

Bajo este contexto, el allanamiento de morada representa una manera de invadir la intimidad de un tercero. Y esto ocurre cuando el individuo ingresa en el lugar sin contar con el consentimiento del propietario u ocupante.

En el Perú, el delito de allanamiento de morada se encuentra tipificado en el Código Penal. Donde se establecen las sanciones ante este hecho ilegal con base a las circunstancias.

Criterios legales vinculados al delito de allanamiento de morada

El artículo 159 del Código Penal peruano sostiene que aquel individuo que ingrese a la casa o negocio de otra persona sin su permiso, será sancionado. Para ello se establece una pena privativa de libertad de 2 años y una multa que puede oscilar entre los 30 y 90 días.

Además, si la persona no quiere abandonar el lugar a pesar de la solicitud correspondiente por vía legal, puede enfrentar esta pena como consecuencia de sus acciones.

El que, sin derecho, penetra en morada o casa de negocio ajena, en su dependencia o en el recinto habitado por otro o el que permanece allí rehusando la intimación que le haga quien tenga derecho a formularla, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años y con treinta a noventa días-multa.

Artículo 159 del Código Penal

Por otro lado, si un funcionario público allana una residencia, sin las formalidades de ley, este será reprimido con pena privativa de libertad. La penalidad se determina en un periodo de 1 a 3 años, así como la inhabilitación del funcionario, según el artículo 160 del Código Penal.

El funcionario o servidor público que allana un domicilio, sin las formalidades prescritas por la ley o fuera de los casos que ella determina, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años e inhabilitación de uno a dos años conforme al artículo 36, incisos 1, 2 y 3.

Artículo 160 del Código Penal

Características del allanamiento de morada

El delito de allanamiento de morada presenta las siguientes características: 

  • Ingreso: la entrada de una persona a un sitio habitado sin autorización se considera un aspecto elemental en el allanamiento de morada. Esta acción puede incluir forzar la entrada o ingresar de manera furtiva.
  • Intención ilícita: el allanamiento de morada requiere que la persona tenga la intención de cometer un delito o actuar de forma ilegal dentro de la propiedad.
  • Falta de consentimiento: este delito se manifiesta cuando un individuo ingresa sin el consentimiento del propietario. Es decir, no existe alguna autorización por parte del dueño u ocupante legal del bien.
  • Uso de la fuerza: en algunos casos se utiliza la fuerza para entrar al sitio, lo cual se considera una agravante del hecho. Por ejemplo, violentar la entrada de la propiedad o utilizar herramientas para forzar los accesos.

Sujetos que intervienen en el delito de allanamiento de morada

En el allanamiento de morada se consideran los siguientes sujetos: 

  1. Sujeto activo: persona que entra de manera ilícita a una propiedad ajena sin el permiso del propietario o residente. De hecho, esta persona puede presentar alguna conducta delictiva cuando comete la acción.
  2. Sujeto pasivo: se refiere al dueño o propietario de la propiedad, el cual es víctima del hecho ilícito. En otras palabras, se trata de aquella persona que vulnera el derecho a su intimidad y propiedad.

En un proceso legal, el sujeto pasivo tiene el derecho de presentar una denuncia contra el sujeto activo por vulnerar su privacidad y seguridad. Así como también por el ingreso sin autorización a la propiedad, lo cual se considera ilícito.