Delito

Un delito es toda acción o conducta que va en contra de los criterios de ley definidos. Por esta razón, cuando alguien comete un delito, se le aplican una serie de sanciones que dependen de manera proporcional al hecho.

Es decir, el delito es aquella acción hecha por una persona de forma voluntaria que incumple con el marco jurídico. Además, se transgrede los bienes o el bienestar de otras personas con la conducta o acción ilícita cometida.

Bajo este enfoque, el marco normativo principal que regula las consecuencias del delito es el Código Penal peruano. Que este caso determine las sanciones y medidas de acción legales ante una acción ilícita.

Aspectos de un delito

Con base al marco normativo en su estructura, el delito presenta los siguientes aspectos:

  • Tipicidad: en este caso un delito debe estar definido de forma clara en el marco legal. Es decir, que cualquier acto o conducta que se considere un delito debe estar descrito por la ley.
  • Antijurídico: para establecer un delito, la conducta o acción debe ser opuesta a las disposiciones jurídicas.
  • Culpabilidad: la persona que comete un delito debe tener conciencia de que el acto que cometió es un hecho ilícito.
  • Hecho punible: no deben existir razones o motivos que exoneren a la persona que cometió un delito de una sanción.

Fundamentos jurídicos en el delito

El Código Penal peruano, en su artículo 11, expresa que el delito es todo acto o conducta humana que se considera opuesta a la ley.

Son delitos y faltas las acciones u omisiones dolosas o culposas penadas por la ley.

Artículo 11 del Código Penal

Además, el Código penal contempla dos tipos de delitos, según lo que se establece en su artículo 12, los cuales son:

  1. Delito doloso: en este caso la persona actúa de manera consciente y con el propósito de obtener algún beneficio por medio de sus acciones. Por ello, siempre se aplican penas de ley si se considera una infracción dolosa.
  2. Delito culposo: se establece cuando un individuo no tiene la intención de cometer un delito, sin embargo, sus acciones provocan algún daño. Cuando esto ocurre, es la ley la que define qué sanciones aplicar dependiendo de la gravedad del hecho.

Las penas establecidas por la ley se aplican siempre al agente de infracción dolosa.

El agente de infracción culposa es punible en los casos expresamente establecidos por la ley.

Artículo 12 del Código Penal

Partes involucradas en un delito

Conforme al marco normativo penal, en la comisión de un delito interviene las siguientes partes: 

  1. Sujeto activo: es la persona que comete el delito, por lo tanto, realiza una acción o presenta una conducta opuesta a la ley. Para este efecto, se considera a una persona natural o jurídica.
  2. Sujeto pasivo: es la persona que resulta afectada por el delito. En otras palabras, este sujeto es la víctima del hecho delictivo.

Objeto del delito

Se refiere al elemento central de la acción o conducta contraria a la ley que presenta el sujeto activo. De hecho, el objeto de un delito se establece en el sentido material o jurídico.

Para el sentido físico, se trata del objeto o persona sobre la cual se lleva a cabo el delito. Mientras que el sentido jurídico se establece como el bien o valor que protege el sistema legal penal y la acción delictiva afecta.