¿Qué pasa si no se paga el finiquito en 10 días?

En México, si un empleador no paga el finiquito dentro de los 10 días siguientes a la terminación de la relación laboral, el trabajador tiene derecho a tomar ciertas acciones legales para exigir su pago. A continuación se describen las consecuencias y las acciones que puede tomar el trabajador:

  1. Reclamación ante la junta de conciliación y arbitraje: el trabajador puede presentar una reclamación ante la Junta de Conciliación y Arbitraje competente. Esta entidad es la encargada de resolver conflictos laborales y puede mediar entre el trabajador y el empleador para alcanzar un acuerdo sobre el pago del finiquito.
  2. Demanda laboral: si no se llega a un acuerdo en la etapa de conciliación, el trabajador puede interponer una demanda laboral formal. En este caso, el trabajador podrá reclamar no solo el pago del finiquito, sino también otras prestaciones laborales adeudadas, como salarios caídos, y en algunos casos, indemnizaciones adicionales.
  3. Multas y sanciones: el incumplimiento del pago del finiquito en el plazo establecido puede resultar en multas y sanciones para el empleador. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) puede imponer sanciones administrativas al empleador por no cumplir con sus obligaciones laborales.
  4. Intereses por mora: dependiendo de la legislación local y del caso específico, el empleador puede estar obligado a pagar intereses por la mora en el pago del finiquito. Esto significa que, además del monto original adeudado, el empleador podría tener que pagar intereses acumulados desde la fecha en que el pago debía haberse realizado.
  5. Derecho a indemnización adicional: en algunos casos, la falta de pago oportuno del finiquito puede dar lugar a una indemnización adicional para el trabajador, además de los derechos laborales ya mencionados.
Conceptos relacionados