Poder notarial

Un poder notarial es un documento legal mediante el cual una persona, denominada poderdante, autoriza a otra, llamada apoderado, a actuar en su nombre y representación en asuntos jurídicos o financieros.
Ideas clave
  • El poder notarial permite que el apoderado realice actos legales en nombre del poderdante, facilitando la gestión de trámites sin su presencia física.
  • En Guatemala, se regula principalmente bajo el Código Civil y el Código de Notariado y otras disposiciones legales que establecen cómo debe otorgarse y las formalidades específicas.
  • Existen dos tipos principales de poderes notariales: general y especial, cada uno con distintas facultades y alcances.
  • En Guatemala, los poderes notariales deben formalizarse mediante una escritura pública ante notario, garantizando autenticidad y legalidad.
  • Los poderes notariales pueden tener reconocimiento internacional mediante ciertos requisitos administrativos como la legalización, facilitando su validez en otros países.
  • El poderdante puede revocar el poder notarial en cualquier momento, lo cual debe hacerse también mediante escritura pública para su efectividad legal.
  • La duración puede ser fija o indefinida y debe especificarse en el documento; además, pueden establecerse limitaciones a las facultades del apoderado.

¿Qué es un poder notarial?

Un poder notarial es un documento jurídico por el cual una persona (poderdante) otorga autorización a otra (apoderado) para que actúe en su nombre y representación en diversos actos y negocios jurídicos.

Este instrumento es esencial para realizar operaciones sin la presencia del interesado, siendo común en transacciones financieras, gestiones legales, y más.

¿Dónde se regula el poder notarial en Guatemala?

En Guatemala, el poder notarial se regula principalmente bajo el mandato en el Código Civil y el Código de Notariado y otras disposiciones legales que establecen cómo debe otorgarse, los tipos que existen y las formalidades específicas.

Por el mandato, una persona encomienda a otra la realización de uno o más actos o negocios.

El mandato puede otorgarse con representación o sin ella. En el mandato con representación, el mandatario obra en nombre del mandato y los negocios que realice dentro de las facultades que se le hayan conferido, obligan directamente al representado.

En el mandato sin representación, el mandatario obra en nombre propio, sin que los terceros tengan acción directa contra el mandante.

Artículo 1686 del Código Civil de Guatemala

Es necesario que sea redactado y certificado por un notario, quien asegurará que cumple con todos los requisitos legales, incluyendo la capacidad del poderdante y la claridad en la extensión de las facultades otorgadas.

El mandato debe constar en escritura pública como requisito esencial para su existencia, y puede ser aceptado expresa o tácitamente.

(...)

Artículo 1687 del Código Civil de Guatemala

¿Cómo se otorga y qué tipos existen?

El proceso de otorgamiento de un poder notarial requiere que el poderdante se presente ante un notario público y exprese su voluntad de otorgar poderes al apoderado.

Existen principalmente dos tipos de poderes notariales:

El mandato es general o especial. El general comprende todos los negocios del poderdante y el especial se contrae a uno o más asuntos determinados.

Artículo 1690 del Código Civil de Guatemala

Poder notarial general

Un poder notarial general sirve a una serie de actos jurídicos indefinidos y su uso no se agota, por lo que el apoderado puede utilizarlo en múltiples gestiones representando a su apoderado hasta que su poder sea revocado o fallezca uno de los dos.

Si el poder fuera para determinados ámbitos, deben quedar especificados en el poder dado.

Los poderes generales se dividen en tres tipos: 

  • Poder general para pleitos y cobranzas. Mediante ese poder el apoderado tiene facultades para realizar toda clase de juicios y poder efectuar cobros en nombre de otra persona.
  • Poder general para actos de administración. Es un poder para que el apoderado administre los bienes y sus intereses, como pueden ser las cuentas bancarias o sus negocios.
  • Poder general de actos de dominio. Es un poder que habilita a realizar compraventas, donaciones, hipotecas de bienes muebles. El apoderado puede obrar como si se considerara el dueño de los bienes, con sus mismas facultades en todo el patrimonio del poderdante. Puede llegar incluso a excederse en sus funciones, más allá de lo que le encargó el poder y en su perjuicio.

Poder notarial especial

En este caso se faculta a un apoderado para un acto jurídico concreto sobre el que cae la acción. Puede referirse a contraer matrimonio, una transferencia específica, aceptar una herencia.

Este tipo de poder es para un acto solamente y de manera concreta y se extingue automáticamente cuando concluye el acto o el asunto. Proporciona una mayor seguridad al otorgante, porque el apoderado no puede intervenir en otros asuntos que no sean el específico para el que fue nombrado.

Existen tantos tipos de poderes como actos jurídicos o negocios se admiten con representación. Todos los poderes requieren de una redacción y tratamiento específico que se ajuste a la legislación.

Por ese motivo, se debe explicar al notario por qué y para qué se desea la realización del poder. Será el notario quien asesore a la persona de manera imparcial sobre la mejor opción que se ajuste a sus necesidades de representación de acuerdo a la Ley.

También hay ciertas situaciones en las que la representación no se admite, como para hacer un testamento.

Pueden ser objeto de mandato todos los actos o negocios para los que la ley no exige intervención personal del interesado.

No se puede dar poder para testar o donar por causa de muerte, ni para modificar o revocar dichas disposiciones.

Artículo 1688 del Código Civil de Guatemala

Reconocimiento internacional de los poderes notariales

Los poderes notariales muchas veces tienen un reconocimiento internacional, si son completados con ciertos requisitos administrativos denominados legalización, que consiste en una apostilla que certifica su autenticidad y que se realiza en los documentos públicos para ser reconocidos en otros países.

En el Convenio de la Haya, los países firmantes tienen el beneficio de que se reconozca la eficacia jurídica de esos documentos. En la actualidad son prácticamente todos los países del mundo. Por ello este poder notarial tiene mucha validez.

Es válido el poder otorgado en el extranjero con sujeción a las formalidades externas prescritas por las leyes del lugar en que se otorga; pero si para el acto o contrato, objeto del poder, la ley de Guatemala exige facultad especial, debe sujetarse a lo dispuesto en ésta.

Artículo 1700 del Código Civil de Guatemala

¿Cómo se puede revocar?

La revocación de un poder notarial debe realizarse también ante notario, mediante la redacción de una nueva escritura pública que declare la intención de revocar el poder previamente otorgado.

Este documento debe ser notificado adecuadamente al apoderado y, en algunos casos, publicado o registrado según la naturaleza del poder.

El mandato es esencialmente revocable, aun cuando se haya conferido con plazo o para asunto determinado; pero si hubiere sido aceptado, la revocación sólo producirá efecto desde la fecha y hora en que se notifique al apoderado.

Artículo 1699 del Código Civil de Guatemala

Dudas frecuentes

  • ¿Un poder notarial es válido si el poderdante fallece? No, el poder notarial pierde validez automáticamente al fallecer el poderdante.
  • ¿Puede un extranjero otorgar un poder notarial en Guatemala? Sí, los extranjeros pueden otorgar poderes en Guatemala siempre que cumplan con las formalidades legales, incluyendo la identificación adecuada y la presencia de un intérprete si no comprenden el español.
  • ¿Es necesario renovar un poder notarial? No necesariamente, a menos que se haya estipulado una duración específica en el mismo. La claridad en la duración y facultades es crucial para evitar malentendidos o abusos.

Conclusión

El poder notarial es una herramienta legal poderosa y flexible en Guatemala, esencial para la representación eficaz y la gestión de intereses sin estar físicamente presente.

Categorías: Derecho Civil