Autoría mediata

La autoría mediata tiene que ver con la ejecución de algún hecho punible que se sirve de instrumento de otro hecho punible. Lo normal es que esta autoría de este acto se le impute al autor mediato, lo que se produce en caso de que quien realice el acto sea solo usado como instrumento para el fin delictivo. Normalmente, esta persona se encuentra bajo coacción o en un error.

Uno de los casos más conocidos en Colombia donde esto se ha llevado a cabo, es en la que se absuelve a Luciano Marín Arango alias Iván Marquez por varios delitos, entre estos el de homicidio agravado. El Alto tribunal explicó que en este caso es de vital importancia tener en cuenta la jerarquía que existe en estructuras organizadas, en las que no se puede solo penar a los autores materiales de los hechos, sino también a aquellas personas que ejercen algún tipo de control por tener una posición de poder dentro de la organización.

Puede que estas personas que tienen una posición alta en la jerarquía no hayan tenido injerencia directa en los miembros que realizan los actos delictivos, pero en algunos casos contribuyen a que estos sean llevados a cabo.

En casos como este, pueden imputarse cargos a los líderes en las siguientes condiciones:

  • Se dio la orden para que se ejercieran actos punibles. Esta orden se comunica siguiendo los diversos peldaños de control de la organización. Todo ello conduce a que los actos sean cometidos por los autores materiales. Las órdenes pueden darse de manera implícita o explícita.
  • Los actos delictivos se encuentran en las ideas específicas de la organización. También pueden hacer parte de un plan delictivo que llevaba a cabo.

En estos casos aparece la figura de autor mediato, que se está condicionado por el mando o papel que puede tener dentro de la organización.

La autoría mediata en el Código Penal

En el Código Penal de Colombia se encuentra el artículo 29, que habla de los autores. Menciona que un autor es “quien realice la conducta punible por sí mismo o utilizando a otro como instrumento”. Para la figura de autoría mediata se toma la segunda opción de esta definición, ya que el autor mediato utiliza a otro para cometer el acto que es punible.

Es autor quien realice la conducta punible por sí mismo o utilizando a otro como instrumento.

Son coautores los que, mediando un acuerdo común, actúan con división del trabajo criminal atendiendo la importancia del aporte.

También es autor quien actúa como miembro u órgano de representación autorizado o de hecho de una persona jurídica, de un ente colectivo sin tal atributo, o de una persona natural cuya representación voluntaria se detente, y realiza la conducta punible, aunque los elementos especiales que fundamentan la penalidad de la figura punible respectiva no concurran en él, pero sí en la persona o ente colectivo representado.

El autor en sus diversas modalidades incurrirá en la pena prevista para la conducta punible.

Artículo 29 del Código Penal

También se menciona la figura de coautor, en este caso se realiza un acuerdo entre los implicados que actúan dividiendo las acciones para llevar a cabo el acto criminal.

Aquí no entra la figura mediata porque no se usa como medio a otro, sino que las tareas se reparten de acuerdo a cargas o habilidades. Las tareas se llevan a cabo por dos o más implicados, casi en igualdad de condiciones.

En el mismo artículo se establece otra definición para autor, así: “También es autor quien actúa como miembro u órgano de representación autorizado o de hecho de una persona jurídica, de un ente colectivo sin tal atributo, o de una persona natural cuya representación voluntaria se detente, y realiza la conducta punible, aunque los elementos especiales que fundamentan la penalidad de la figura punible respectiva no concurran en él, pero sí en la persona o ente colectivo representado”.

Este último puede relacionarse también con el caso mencionado anteriormente, en el que los líderes o representantes de una organización pueden ser tomados como autores, de acuerdo a lo que expresa la autoría mediata. Cualquiera que sea el caso, a los autores se les imputa la pena prevista para el delito que se haya cometido.