¿Qué pasa cuando termina una orden de alejamiento?

Cuando termina una orden de alejamiento en Chile, varias acciones y consideraciones pueden tener lugar, dependiendo de las circunstancias que llevaron a la emisión de dicha orden y la situación actual de las partes involucradas. Aquí se describen los pasos y consideraciones más comunes:

  • Al finalizar la orden de alejamiento, se puede realizar una evaluación de la situación actual de la víctima y del agresor. Esto puede incluir la revisión de si las condiciones que justificaron la orden han cambiado y si la víctima se encuentra en una situación segura.
  • Si la situación de riesgo persiste, la víctima o su representante puede solicitar una extensión de la orden de alejamiento. Esta solicitud se realiza ante el tribunal competente, que evaluará las razones y las pruebas presentadas para determinar si es necesario prolongar la medida.
  • Si no se solicita una extensión o el tribunal considera que ya no hay un riesgo significativo, la orden de alejamiento finalizará automáticamente en la fecha establecida. Desde ese momento, las restricciones impuestas al agresor, como la prohibición de acercarse a la víctima, cesarán.
  • En algunos casos, pueden establecerse medidas de seguimiento o apoyo para la víctima, como asistencia psicológica, programas de protección y apoyo social. Estas medidas buscan garantizar la seguridad y el bienestar continuo de la persona afectada.
  • Si después de la finalización de la orden de alejamiento, el agresor vuelve a representar una amenaza o se produce un nuevo incidente, la víctima puede recurrir nuevamente a las autoridades para solicitar medidas de protección adicionales o presentar una nueva denuncia.

Es importante que las víctimas de violencia estén informadas sobre sus derechos y las medidas de protección disponibles para ellas, incluso después de que termine una orden de alejamiento, y que puedan acceder a recursos de apoyo para garantizar su seguridad y bienestar.

Conceptos relacionados