¿Es delito grabar a una persona sin su consentimiento en Chile?

En Chile, grabar a una persona sin su consentimiento puede constituir un delito dependiendo del contexto y las circunstancias bajo las cuales se realiza la grabación. La legislación chilena protege la privacidad y la intimidad de las personas, y cualquier acción que viole estos derechos puede tener consecuencias legales.

Según el Código Penal chileno, específicamente en los artículos relacionados con los delitos contra la privacidad, se establece que es delito grabar conversaciones privadas o hechos de carácter privado sin la autorización de las personas involucradas. Esto incluye:

  1. El Código Penal indica que el que por cualquier medio grabare o interceptare conversaciones o comunicaciones privadas sin la autorización de todos los participantes, será sancionado con presidio menor en sus grados medio a máximo. Esto significa que, si se graba una conversación telefónica o cualquier forma de comunicación privada sin consentimiento de todos los participantes, se está cometiendo un delito.
  2. Por otro lado, se establece que el que captare, grabare o filmare imágenes, voces o sonidos en lugares privados o que no sean de libre acceso al público, sin la autorización de la persona afectada, incurrirá en el delito de violación de la intimidad y será sancionado con presidio menor en sus grados mínimo a medio. Esto abarca la grabación de imágenes o sonidos en espacios donde se espera privacidad.

Sin embargo, hay excepciones en las cuales la grabación sin consentimiento podría no ser considerada delito:

  • Interés público o ejercicio legítimo de un derecho. No se considerará delito si la grabación es realizada en ejercicio legítimo de un derecho propio o ajeno, siempre que exista un interés público prevalente.
  • Lugares públicos. Grabar hechos que ocurren en espacios públicos generalmente no es delito, siempre que estas grabaciones no capten comunicaciones privadas ni invadan de alguna forma la intimidad de las personas.
Conceptos relacionados