¿Cuándo fallece el marido qué le queda a la esposa?

Cuando fallece el marido, los derechos que le quedan a la esposa dependen principalmente del régimen matrimonial bajo el cual estaban casados y de la existencia de testamento. En Chile, los regímenes matrimoniales más comunes son la sociedad conyugal, la separación total de bienes y la participación en los gananciales.

En el caso de la sociedad conyugal, si no hay testamento, la esposa tiene derecho a la mitad de los bienes gananciales como dueña y la otra mitad entra en la herencia. 

En la sucesión, competirá con otros posibles herederos, como hijos o padres del fallecido. Si el marido dejó testamento, los bienes se distribuirán según lo estipulado en este, pero respetando siempre la porción de bienes que la ley chilena reserva para los herederos legítimos, conocida como “legítima”.

En el régimen de separación total de bienes, cada cónyuge es dueño exclusivo de los bienes que haya adquirido. Aquí, si el marido muere, la esposa no tiene derecho sobre los bienes a menos que hayan sido heredados o regalados por el marido a través de un testamento. Sin embargo, ella sí puede tener derecho a una parte de la herencia como heredera legítima, junto con otros familiares.

En el régimen de participación en los gananciales, al finalizar el matrimonio por fallecimiento, se calcula el incremento patrimonial obtenido por cada cónyuge y la esposa puede reclamar la mitad de la diferencia si le fue favorable.

Conceptos relacionados